A mi capitán José Gregorio Vielma Mora

0
171
Publicidad

Por: Luis Aguilar | Viernes, 15/07/2016 04:38 AM |

Voy a escribir este artículo refiriéndome a la apertura de la frontera de Venezuela que linda por el estado Táchira con la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta, cerrada por 60 días por orden presidencial como medida urgente para fortalecer la lucha contra el paramilitarismo, la violencia y el contrabando que hacia vida por este lugar. Se despliega la Operación Liberación del Pueblo (OLP) con más de mil 500 militares resguardando la zona limítrofe. Se logra recuperar alrededor de 56 toneladas de alimentos que estaban de contrabando y se detienen a varios paramilitares cuyo responsable según el presidente Maduro es el ex presidente Álvaro Uribe Vélez. Este último acude a la zona limítrofe y ofende al pueblo venezolano al emitir declaraciones fuera de contexto. (http://www.telesurtv.net/news/Cronologia-Por-una-frontera-de-paz-entre-Venezuela-y-Colombia-20150908-0047.html).

Al mismo tiempo, muchos colombianos fueron deportados, humillados, sus casas demolidas y se retiraron de una forma muy lamentable, cruzando ríos, montanas, con los pocos enseres que lograron llevarse, niños y ancianos así como sus mascotas se marcharon con caras de tristeza y melancolía para con nuestra patria, pues fueron muchos años aquí y en solo suspiro fueron deportados como criminales, pillos y demás adjetivos calificativos. Humillante; diría yo que fue este cierre para nuestros allegados colombianos. Nuestro Libertador realizó grandes esfuerzo por unir estos países hermanos.

Lo cierto es que esto agudizo los problemas y el descontento de la población tachirense reclamando acceso a los productos básicos fue creciendo, numerosas protestas se suscitaron con saldo negativo para la población, donde Jenny Elizabeth Ortiz Gómez de 42 años cayo mortalmente herida al recibir impactos de perdigones a la altura de la cara y del cráneo; al salir en busca de su hijo menor de edad el domingo en la noche (5-06-2016), sucesos que devinieron cuando había alteraciones del orden público en la carretera de los llanos debido a la llegada de un camión con alimentos y el pueblo pedía que le vendieran estos a la comunidad y ante la negativa se suscitaron enfrentamientos. El parte, saldo de 16 personas detenidas, varios heridos así como el hurto de combos con producto de la cesta alimentaria.

El día 5 de julio de 2016 un grupo de mujeres comenzaron a agruparse del lado venezolano en el puente Internacional Simón Bolívar con la finalidad de cruzarlo y llegar a la ciudad de Cúcuta situada al Norte del departamento Santander; una cifra cercana a las 500 mujeres venezolanas empezaron a forcejear con el cordón humano conformado por la FANB para seguir hacia Colombia, y lo vulneraron e iniciaron el camino en busca de alimentos básico y de medicinas pues la crisis económica que atraviesa Venezuela y el cierre de esta zona de libre comercio agudizo su escasez. Estas féminas lograron comprar todo lo que necesitaban, manifestaban que el trato hacia ellas fue muy solidario, humano y de confraternidad. Diferente al que le dimos a los colombianos cuando fueron deportados, aquí cabe la célebre frase del Libertador en carta enviada al General Santander el 10 de junio de 1820 «Las discordias que nacen de la unión que yo he procurado formar, me hacen sufrir las agonías del suplicio».

Luego de hacer este periplo les toco regresar a su «patria querida» y tal es su sorpresa que los centinelas de nuestras fronteras las hicieron esperar hasta una hora para que regresaran a sus hogares con el sustento para sus hijos y con medicinas ausentes en un país rico de bondades que generosamente nos dio la madre naturaleza. Estas Luisas Cáceres de Arismendi solo fueron a comprar su mana, por otro lado; pudiera ser cierto que muchos venezolan@s visitaran a sus familias que tienen en Colombia y viceversa, de tal forma mi Capitán Vielma Mora le puedo dar la razón cuando usted dice que fueron a visitar a algunos familiares, ¿Quién no quiere a su familia? Sobretodo si le puede ayudar en algo a paliar esta hambruna que campea en la población que corroe a la base de la sociedad.

Con la llegada inesperada de los venezolan@s a la ciudad hermana de Cúcuta las ventas se incrementaron debido a que estas estaban en periodo de invernación como secuela de la crisis fronteriza. La comunidad colombiana tuvo ese domingo un día muy convulsionado y los mercaderes se esmeraron en atender a un público ávido de alimentos de primera necesidad como el arroz, azúcar, café, panela, aceite y otros. Igualmente los productos de higiene personal que hace rato desaparecieron de los anaqueles del país, artículos que fueron comprados en grandes cantidades. Es un pueblo con necesidad, que se niega a morir de rodillas ante tanta calamidad y errores cometidos por nuestros gobernantes de turnos, este es el ejercito que engroso las tropas que comando nuestro Libertador Simón Bolívar, que se crece ante las adversidades y derrota al ejército más aguerrido del mundo cuando se lo propone.

En vista de esta situación el gobernador del estado Táchira Cap. José Vielma Mora; acuso a estas mujeres de bachaqueras aseverando que esta actividad fue programada y financiada por la oposición para generar caos. Involucrando en este sentido a los partidos políticos Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Copei. Quizás este en lo cierto; pero también es cierto mi querido gobernador que usted siempre está al lado de su gente, su amor y dedicación a su pueblo es su divisa (@VielmaEsTachira), entonces; camarada y amigo usted a mi entender juzgo a priori a estas nobles mujeres con este desprestigiado adjetivo calificativo. Camarada y amigo, mi Cap. Vielma Mora póngase la mano en el corazón y lea en los ojos de estos compatriotas las necesidades que está pasando su pueblo tachirense, al igual que el resto de Venezuela.

Por otra parte, en nuestra patria viven muchos colombianos trabajadores, honestos, sinceros, solidarios y humanitarios. Aun así, conviven también otros que huyen de allá porque han hecho alguna fechoría y vienen aquí a entorpecer la labor del gobierno, están sobre todo en las fronteras o es que los paramilitares son de mentiras. Aquí es que hay que agudizar la visión, estos antisociales deben ser castigados con todo el peso de la ley y que paguen todos sus delitos cometidos tanto en su país como en el nuestro. No todos somos iguales, aunque si de una misma raza, la humana.

En nombre propio; les doy las gracias al pueblo hermano de Colombia ejemplo de hermandad, solidaridad, civismo y humanismo; les estaremos siempre agradecidos. Somos dos países distintos, pero tenemos un solo padre de la Patria. Así es como se construye patria, uniendo pueblos, era el sueño de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad de Bolívar Ponte y Palacios Blanco; El Libertador: La Gran Colombia. Felicito al gobernador del Norte de Santander y al pueblo colombiano. Como decía el genio de América en carta al Dr. José María del Castillo el 1 de junio de 1829 «La bondad es la exclusión de todos los defectos y de todas las maldades».

Como reflexión final, puedo decir que son los pueblos los que sufren las consecuencias y malas administraciones de los poderes públicos, los decretos y restricciones de una mala gestión gubernamental, de gente fuera de la realidad que pudieran generar acontecimientos no deseados. «Aunque me cueste la vida voy a impedir la guerra civil’. (Carta del Libertador al Gral. Salom, 17 de diciembre de 1826)

De tal forma, camarada gobernador sea usted el que dé el primer paso e inicie conversaciones con el gobernador de Santander para que se reabran nuestras fronteras hermanas. Me aferro fielmente a sus palabras cuando manifiesta que «Tenemos que hablar los que estamos en frontera y fortalecer para lograr la paz» y así poder decir: Vielma Mora es amor y solidaridad para el Táchira. «La gloria está en ser grande y en ser útil». (Carta del Libertador al Gral. Sucre, 4 de septiembre de 1824).

No sea usted el chico malo de la película, cree vos ese corredor humanitario que tanto bien le hace a nuestro pueblo hermano del Táchira y a la ciudad circunvecina de Cúcuta; y le da el parte a mi General en Jefe Vladimir Padrino López, estamos seguros que le dará el visto bueno a tan honorable acierto. En manos de ustedes esta la agenda de la paz; asimismo el dialogo entre dos pueblos hermanos no debe agotarse, hágalo como un gesto de buena voluntad hacia sus gobernados y que el mundo vea que somos sinceros cuando queremos establecer puentes con la oposición venezolana.

luis.viejo57@gmail.com

«Las cosas, para hacerlas bien, es preciso hacerlas dos veces: la primera enseña la segunda».

Fuente: aporrea.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí