Acribillaron a tiros a mecánico y un taxista en Rubio

0
180
Publicidad

Un doble homicidio fue perpetrado ayer en la mañana en Rubio, municipio Junín, cuando desde un vehículo en marcha dispararon contra un grupo de personas en la vía pública de la urbanización Sur, hecho en el que además se especula que una tercera víctima, que resultó herida en el tiroteo, logró darse a la fuga.

El atentado se registró aproximadamente a las 10:30 de la mañana de este sábado, específicamente en la avenida 3 con calle 5 de la referida urbanización, al momento que desde un vehículo Toyota Terios, color gris -según testigos-, dispararon armas cortas y largas, aparentemente utilizaron una pistola y fusil, contra los descuidados hombres que se encontraban concentrados en arreglar un vehículo Toyota Corolla, gris, que inclusive tenía levantada la tapa del capó y abierta la puerta del piloto.

Dos de los hombres murieron en el sitio, siendo identificados como: Reiber Jesús Ramón Pérez, mecánico, de 25 años (de quien también se especuló, mas no se confirmó, que era guardia nacional activo), quien, tratando de huir de los tiros, falleció a mitad de la calle, a unos cuantos metros del lugar del ataque; y el taxista José Arnoldo Osorio Estévez, de 36 años de edad, quien murió a un costado del vehículo que estaban arreglando, específicamente frente a la casa marcada con el número 3-31.

Osorio Estévez vivía en La Victoria-parte alta, y lo conocían como el Coco. Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística, Cicpc, le hallaron antecedentes penales: detentación u ocultamiento de arma de fuego y explosivo, por la subdelegación San Cristóbal, de fecha 31-10-2008.

Sobre la supuesta tercera víctima, se dijo que las autoridades estaban verificando, toda vez que habría sido internada en un centro asistencial de ese municipio.

Efectivos del Cuerpo de Bomberos de Rubio se hicieron presentes en el lugar para tratar de auxiliar a los dos hombres, pero fue inútil, por cuanto ya habían fallecido.

Tras el desproporcionado ataque a los dos hombres, en cuya escena del crimen quedaron cerca de 40 conchas de proyectil calibre 5.56 y calibre 9 milímetro, comisiones conjuntas de la Guardia Nacional y Politáchira emprendieron la persecución del vehículo sospechoso, que fue visto por última vez cuando tomaba la vía a Fiqueros.

Un dispositivo de “cierre de ciudad” se mantuvo hasta altas horas de la tarde, sin resultados positivos, hasta donde se pudo conocer.

En el sitio, luego del levantamiento y traslado de los cadáveres hasta la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, el Cicpc colectó, como evidencia de interés criminalístico, el Toyota Corola, gris, año 1994, placas AA7310J, el cual presenta impactos de proyectiles y era el auto que estaban arreglando.

Por otra parte, se pudo conocer que las autoridades están manejando en el caso una posible retaliación, contra una o todas las víctimas por parte de un grupo paramilitar.

Fuente: lanacionweb.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí