Advierten que el cigarrillo mata más de lo que se creía

0
124
"El número de personas que mueren cada año por el hecho de fumar puede ser sustancialmente mayor de lo que se calcula actualmente”, dijeron los científicos.
Publicidad

«Un trabajo de once años, de la Sociedad Oncológica Americana, concluye que el tabaco aumenta el riesgo de morir por cáncer de próstata y mama, y por diabetes, entre otras enfermedades. Analizaron a casi un millón de personas.»

Un estudio de la Sociedad Oncológica Americana afirma que el tabaco eleva el riesgo de cáncer de mama y de próstata. De esta manera, se amplía la lista de enfermedades relacionadas con fumar cigarrillo: hasta ahora se le atribuían 21 enfermedades, incluidos 12 tipos de cáncer, males cardíacos y derrames cerebrales.

Tras analizar datos de casi un millón de personas sobre un período de once años, los especialistas estadounidenses detectaron, además, que el tabaquismo también aumenta la mortalidad por insuficiencia renal y trastornos digestivos.

El estudio, publicado hoy en la revista New England Journal of Medicine, señala que de 60.000 a 120.000 muertes anuales más en Estados Unidos se deben probablemente al consumo del tabaco. Cada año, en ese país se registran 480.000 muertes por cáncer de pulmón, afecciones cardíacas y otros problemas de salud ya ligados al tabaquismo.

«Nuestros resultados sugieren que el número de personas que mueren cada año por el hecho de fumar cigarrillos puede ser sustancialmente mayor de lo que se calcula actualmente», concluyen los investigadores en la publicación de hoy.

«Los fumadores mueren, en promedio, más de una década antes que los que no fuman, y en Estados Unidos el tabaquismo es el causante de uno de cada cinco fallecimientos, escribió en la revista especializada el doctor Graham Colditz, epidemiólogo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis. «El informe muestra que los cálculos actuales han subestimado sustancialmente la carga del tabaco para la sociedad», apuntó.

Los investigadores observaron a casi un millón de estadounidenses de 55 años o más en cinco investigaciones distintas, incluido el Estudio de Salud y Dieta de los Institutos Nacionales de Salud-AARP -asociación de estadounidenses jubilados-, desde 2000. Rastrearon la salud de los participantes durante casi 10 años y compararon las muertes por varias causas entre los fumadores, los que nunca fumaron y los que dejaron de fumar, tomando en cuenta otras cosas que pueden influir en el riesgo, como el consumo de alcohol.

Las tasas de mortandad fueron de dos a tres veces más altas entre los fumadores actuales que entre las personas que nunca fumaron. La mayoría de las muertes entre los fumadores fueron a causa de las 21 enfermedades

Pero los médicos también vieron que las tasas de mortalidad entre fumadores eran el doble de elevadas en relación a otros problemas de salud como fallas de los riñones, infecciones, cirrosis hepática y algunas enfermedades respiratorias que antes no se vinculaban con el tabaquismo.

El informe encontró que el riesgo de las fumadoras a morir de cáncer de mama es 30% más alto que entre las no fumadoras. Entre los varones, hay un riesgo 43% mayor de morir de cáncer de próstata que aquellos que no fuman. En tanto, una fuerte señal es que el riesgo de morir por estos problemas de salud adicionales descendió entre las personas que dejaron de fumar. Mientras más tiempo pasó desde que dejaron el cigarrillo, mayor fue el descenso en el riesgo.

El estudio confirma que la mortalidad es más alta entre personas fumadoras que entre no fumadoras, lo cual no es una novedad. Concretamente, las personas que fuman mueren, de media, diez años antes. Sin embargo, al analizar las causas del exceso de mortalidad entre fumadores, se observó un dato que no cuadraba. Las enfermedades atribuidas al tabaco explicaban el 83% del exceso de mortalidad entre fumadores. Pero el otro 17%, que también tenía que ser debido al tabaquismo, no era consecuencia de ninguna de las 21 enfermedades ya atribuidas al tabaquismo. Es decir, una de cada seis muertes debidas al tabaco se producía por una causa no identificada.

En la investigación, en la que participaron científicos de la Escuela de Medicina de Harvard y del Centro de Cáncer Fred Hutchinson de Seattle, se analizaron datos de la salud de 421.378 hombres y 532.651 mujeres mayores de 55 años en el periodo 2000-2011.

Los resultados confirman que el tabaco puede causar más de diez tipos distintos de cáncer. Los más notables son el de pulmón y el de laringe, ya que son los que más frecuentemente están relacionados con el tabaco. Pero destacan también otros cánceres de gran impacto en la salud pública como el colorrectal, que es un 40% más probable entre fumadores que entre no fumadores.

La principal novedad del estudio se centra en los cánceres de mama y de próstata. Investigaciones anteriores ya habían sugerido que hay una relación entre tabaquismo y cáncer de mama. Sin embargo, en Estados Unidos y otros países las mujeres fumadoras suelen hacerse menos mamografías y consumir más alcohol. Por este motivo quedaba la duda de si la mayor mortalidad por cáncer de mama entre fumadoras se debía al tabaco o a otras variables.

Los investigadores desenmascararon también otras enfermedades debidas al tabaco que hasta ahora no habían sido identificadas, entre ellas se destacan la insuficiencia renal, la cirrosis hepática y distintos trastornos del aparato digestivo.

Fuente: clarin.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí