Así era Rubio en 1914

0
409
Publicidad

… Para el año de 1914, Rubio era un centro importante por su economía, por su comercio y también por la belleza arquitectónica de sus casas y pequeños edificios. La ciudad se dividía en dos sectores denominados pueblo nuevo y pueblo viejo. El río Carapo divide la ciudad en esos dos sectores. En el primero está la plaza y la iglesia, de bella arquitectura colonial, las principales casas de comercio. El estanco de aguardiente, la fuente popular donde tomaba agua el pueblo, llamada Palo Santo, porque en ese sitio había un formidable árbol de este nombre, el servicio de correos y telégrafos, colegios escuelas, las imprentas donde se editaban los periódicos y el soberbio mercado popular los sábados.

En el sitio denominado La Victoria estaba el cuartel nacional que albergaba la guarnición militar, y el hospital que llevó el nombre del virtuosísimo sacerdote Presbiterio Justo Pastor Arias. En el segundo sector o sea pueblo viejo y polo viejo, como lo llamaba la gente humilde, se inicia con los llamados «corredores» y con el mercado cubierto, todo el sector comprendido entre el puente de hierro sobre el río Carapo y el puente Azul sobre la quebrada denominada «La Capacha».

Al pasar el puente azul, estaba la gran plaza en cuyo centro había una hermosa fuente de hierro con hermosas figuras mitológicas, posiblemente tritones. Frente a la plaza se levantaba la casa de Gobierno con las oficinas para el Jefe Civil, el Concejo Municipal, la administración de retas Municipales, y en uno de los extremos, sobre la calle para el barrio La Guaira y el cerro de Esacaleras, estaba la Cárcel Publica que el pueblo denominaba «El Rastrillo» o «El Pulguero».

Pasando el Puente Azul, seguía una calle paralela a la quebrada «La Capacha», que conduce al cementerio de Rubio. Para llegar a él había que pasar tres puentes de hierro. El ultimo, ya cerca del Camposanto, se denominó «Puente de los Suspiros», nombre que le puso mi abuelo Eugenio Chiossione Chipara, italiano como recuerdo del puente del mismo nombre en la ciudad de Venecia…

Fuente: Chiossone, Tulio. «Memorias de un Reaccionario”. Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses No 95 Caracas 1988 pp 6-7

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí