Barberos de Rubio y Bramón

6
850
Víctor Lozada
Víctor Lozada fundó junto con su hermano, Víctor Lozada, la conocida "Barbería Lozada"
Publicidad

Entre las actividades que desde sus inicios han caracterizado la cotidianidad de las poblaciones de Rubio y Bramón se encuentra el oficio de barbero, faena en la que destacaron personas como Bruno Gutiérrez, Carlos Duran, Carlos García, Enrique Peña, Juan González, conocido como El Lamparo quien además se desempeñó como quétcher en 1942 y como futbolista, Víctor Ramírez, Alirio Sánchez, Raúl Lozada y Víctor Lozada, quienes fundaron la barbería Lozada, que aún funciona en Rubio en la avenida 9, entre Calles 13 y 12, frente a la plaza de Bolívar y es considerada patrimonio de Rubio. Las barberías no sólo eran establecimientos donde los ciudadanos iban a arreglarse la barba o hacerse cortes de cabello, sino que eran desde sus inicios y hasta el presente, lugares de tertulia para intercambiar impresiones sobre diversos aspectos de la vida cotidiana. Aún las viejas técnicas y métodos utilizados por estos barberos son motivo de comentarios y anécdotas entre los miembros de la localidad.

Entre tales anécdotas se cuenta que antiguamente el servicio de corte y barbería costaba 50 céntimos, los barberos llegaban a hacer semanalmente un promedio de siete a ocho bolívares y se les tenía prohibido embriagarse los días lunes, quien cometiera ese delito, era encerrado en el Calabozo del Comando Policial hasta que se le pasara la resaca. A los clientes se les colocaba una capa blanca de tela y los afeites que se utilizaban eran aceite de aguacate y alcohol con hojas de Bay Run. Si el cliente era pudiente, se le colocaba agua de Lucema Suprema, Mota Sonrisa y un aceite especial conocido como aceite Glostora.

Barberos de Rubio
Antigua fachada de la Barbería Lozada. Foto: Facebook Leyendas Rubienses.

Hubo incluso una época en la que se acostumbraba cobrar por corte de cabello real y medio, es decir, 75 céntimos para los muchachos y un bolívar para los adultos. Se dice que los primeros barberos llegaron a Rubio en 1878 atraídos, como otros profesionales, por el auge cafetalero y procedían de Borotá, poblado del entonces distrito Lobatera.

Un recordado barbero fue Ulises Barrientos, proveniente de Las Dantas, quien se estableció en Rubio en 1953 en la barbería Los Andes de José Villamizar, considerado como el decano de los barberos. La barbería está en la avenida 13 conocida como calle Colombia. Eugenio Gutiérrez, apodado El gordo Gutiérrez, cobraba real y medio, trabajaba en Los Corredores de la Palmita y su modesta estatura le exigía montarse en un cajón para hacer su trabajo. José Villamizar cuenta que aprendió el oficio mirando a uno y otro barbero y se decía que la especialidad de los barberos novatos era el conocido corte de venado que era “un camino por aquí y un camino por el otro lado”.

Barberos de RubioLos hermanos Martín y Valentín Lozada se radicaron en Rubio. Valentín Lozada contrajo nupcias con Eufrasia Rodríguez y fruto de esta unión nacieron Rosario, Valentín, Daniel, Ángel, Antonio, Alejandrina y Víctor. Los hijos varones de este matrimonio se desempeñaron como barberos y lograron fama estableciéndose en la Villa de San Cristóbal, lo que significó mayor ingreso y amplia clientela. Ángel se estableció al lado de Ecos del Torbes; Rosario y Daniel Antonio fundaron el Salón de Barbería Lozada, al lado del London Bar en Rubio y Valentín hijo se desempeñó en Maracay como barbero en la Fuerza Aérea. Víctor Lozada Rodríguez, quién funda en Rubio la Barbería Lozada, al lado del casino de Carlos Altuve; después de Bernardo Contreras y frente al negocio El Amigo del Pueblo, en el puente Cipriano Castro, hoy puente Unión de Rubio. Su hijo Víctor Lozada es el último de esta familia que todavía trabaja en la vieja barbería de su padre, frente a la plaza Bolívar. Víctor hijo, quien se desempeñó inicialmente como telegrafista, se hizo barbero en 1956, profesión que ejerce hasta el presente.

De aquellos hermanos Lozada que llegaron a Rubio, Martín casó con María Ramírez y con ella tuvo tres descendientes: Delia, Ana Julia y Raúl, apodado El Sapo Lozada quien se desempeñó como barbero durante tres lustros, trabajando en la barbería El Salón Ideal, de su propiedad.

De las tres barberías Lozada que tuvo el pueblo de Rubio, tan sólo queda la de Víctor hijo.

Fuente: Catálogo_del_Patrimonio_Cultural_Venezolano._Municipio_Junín.

6 COMENTARIOS

  1. Las barberìas eran lugar de compartir..Soy de bramòn actualmente jubilado del inia 75 años. Mi papà Arcadio Peña Rodriguez Barberia al lado de la iglesia Bramòn durante muchos años por allà por el 60.. Maquina de cortar pelo manual, pellizcaba mucho. . Cuentos historias de bramoneros y de los poblados cercanos venìan a barberìa de papà..El pariente Barrientos de Rubio no lo conocì pero la barberìa lozada sì. Era famosa la conocì por alla por 1958 no me peluquiè allà pero era la conocida rubiense…Saludos recuerdos de los barberos bramoneros y rubienses

  2. mi papá nos llevaba a mis hermanos y a mi a esa barbería y nos cortaba el pelo el Sr alirio el cual despues se independizó y trabajaba al lado del london bar

  3. No se olviden de la Famosa Barbería Popular. Del popular Don Heraclio Sarmiento, mi padre quien se estableció por muchísimos años en la calle 13 , mi papá que con su trabajo pulcro como Barbero fundó una numerosa familia y de allí mudó su barbería a la calle 14 cerca de la cruz de la mision en la victoria , a 0.50 céntimos y también afeito a Bolivar .Lo máximo era jugar en la silla de afeitar , esa silla de madera se reclinaba y servia hasta para que los clientes echarán su siesta, recuerdo se les calentaba agua en la estufa a los clientes sifrinos y de barba Dura , las revistas de Marvel, especiales del llanero solitario,Memín pingüino , entre muchas era el ciber del local, allí aprendimos a leer todos. Y Mira mi mamá lavaba y blanqueada con azulillo y jabón de pasta azul marca Carey sus paños , trapos, y sus batas que lo hacían lucir impecable y elegante a Don Heraclio . gracias Papá. Mi mejor Amigo

  4. Mi padre Ulises Barrientos se destaco en éste ramo, siendo el cofundador del sindicato de barberos de Rubio, con la agrupación de un total de socios significativo, ejerciendo la Secretaría por mucho tiempo, siendo el logro de mayor importancia, la adquisición del terreno y construcción del Panteón de los barberos en el cementerio municipal

  5. se les olvidó el famoso Juan Cercao, el de la Palmita, le ponía una totuma en la cabeza al cliente y luego cortaba por el borde de la totuma, remataba con polvo canepo y delicado tijerazo al pelo sobrante

  6. Yo desde muy niño mi madre m llevava a esa barberia lozada y lla de adulto siendo guardia nacional m afeitaba el señor victor que tiempos era grato para mi escuchar lastertulias con un periodista que ciempre iva a charlar con don victor y su padre ee m olvidaba mencionar al señor alirio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí