Capilla evangélica Cristo Vive

0
246
Publicidad

Es un edificio civil de uso religioso construido en 1916 por solicitud de la congregación evangélica de la localidad e inaugurado en 1917, como se indica en una placa ubicada en el muro al lado derecho del acceso principal. La capilla está dispuesta en esquina y ocupa una parcela cuadrangular de pequeñas dimensiones, continua a las edificaciones vecinas y retirada de las aceras, erigida en dos cuerpos horizontales de doble altura y triple altura el otro, organizada en torno a un patio esquinero de antejardín. En su ejecución fueron utilizados materiales y técnicas constructivas comunes al lugar y a la época, con muros de ladrillo macizo de vigas de madera con machihembrado y teja criolla. La construcción está coronada por una cubierta a dos aguas sobre las alas del cuerpo alineado a los linderos de fondo, disponiéndose en cuatro aguas, el remate del campanario, de planta cuadrada, dispone de una cubierta a cuatro aguas sobre el que se apoya una cruz orientada al norte. Esta área marca el acceso al edificio orientado hacia el lado sur.

La organización interna es lineal, siguiendo el eje de la cumbrera. A través del espacio cuadrado del acceso, bajo el campanario se accede al vértice donde coinciden las dos alas en forma de L, destinando la galería derecha de cara al este para la capilla, mientras que la galería izquierda, de cara al oeste, está destinada a las dependencias administrativas. La estructura está resuelta en muros portantes de ladrillo, con sencillas molduras en las caras externas hacia las fachadas, y muros lisos de escasa ornamentación en el interior. Los pisos están recubiertos de mosaicos con diseños geométricos.

Los techos están resueltos con estructuras de vigas de madera sobre las que descansa el machihembrado, coronado con una cubierta de tejas criollas y delimitado hacia las fachadas con una cornisa de perfil escalonado en los tramos rectos, y dentada en los tramos inclinados.

El techo a cuatro aguas del campanario es de superficie muy inclinada y enlucido en losas de terracota, en cada cara del techo se adosan unas pequeñas cubiertas de dos aguas perpendiculares con la misma inclinación aguda, que se interceptan de manera precisa, resguardando debajo de sí una reproducción reducida de los vanos de las ventanas.

Las fachadas poseen un orden vertical, con molduras, cornisa, portal y ventanas como elementos de composición. El muro de la fachada está horadado por vanos rectangulares coronados con arcos de ojiva, ocho en total, distribuidos uno en cada cara de los costados del cuerpo en «L» y de menor dimensión y dobles en cada nivel del cuerpo del campanario, enmarcados por una moldura de ladrillos, que conforman el arco y sus apoyos verticales a los costados.

Las fachadas están enmarcadas por los refuerzos estructurales verticales de las equinas, sobre cada vano de ventana se ubica un óculo circular de borde de ladrillo alineado al eje vertical del vano, lo que acentúa la verticalidad del estilo neogótico en el que fue proyectada esta edificación.

Las ventanas se apoyan en un antepecho grueso flanqueado por los apoyos verticales de los arcos, que definen la verticalidad de la composición, se constituyen de vitrales de sencillo diseño protegidos por rejas de perfil y malla metálica fina fijadas al muro. En la parte superior bajo el arco se dispone de una madera horadada por agujeros en forma de pétalos, dispuestos en forma radial.

Fuente: Catálogo_del_Patrimonio_Cultural_Venezolano:_Municipio_Junín

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí