Casa Van Diessel de Rubio

0
216
Casa Van Diessel
Publicidad

Conocida además como la ferretería alemana o la antigua casa de la botica alemana, la edificación fue sede de la casa de comercio alemana Van Dissel & Cia establecida en Venezuela desde 1852 y presente en la localidad desde 1879 hasta 1952, fecha en la que dejó de operar siendo esta la última sede de la empresa.

Desde esta sede se exportaban los frutos del café desde Rubio hasta Alemania vía Cúcuta y Maracaibo, para 1892 sólo el Táchira produjo 250.000 sacos de café exportados por estas casas y a cambio se importaban medicamentos, mercancías secas y artículos manufacturados desde Europa. Además la Botica Alemana, como se le conoció popularmente, financiaba con crédito en efectivo y en mercancías las producciones cafetaleras de la localidad. Para 1899, obligada por la crisis política, económica y social en la frontera producto del ascenso al poder de Cipriano Castro, la casa de Rubio se reduce a un deposito de café y por las deudas de los productores no saldadas se adquieren y desde allí se administran la hacienda la Granja, la Granadina y Monte Bello, la mayor agrupación de tierras al sureste de la localidad.

A partir de 1900, desde la nueva sede de la Botica Alemana en Rubio, se inicia el funcionamiento de la primera red de teléfonos de carácter privado del Táchira, conectada a la sede principal de esta casa en San Cristóbal y las recién adquiridas fincas de Rubio, asimismo desde ésta se distribuyen los primeros generadores eléctricos Pelton, secadores y tostadores de café con los que se mecanizó el proceso de beneficio, convirtiéndose esta casa en una de las impulsoras del desarrollo económico local. Dado que la compañía Alemana debía de satisfacer necesidades de almacén, depósito y habitaciones para sus empleados, en la nueva edificación se acondicionaron espacios para estas funciones en una sola estructura ubicada estratégicamente frente a la naciente Plaza Bolívar en la expansión del pueblo y sobre la vía de salida hacia el Páramo de Capote, camino de la Mulera, San Antonio y Cúcuta.

En años posteriores se hace un anexo a la construcción, una vivienda de planta en forma de letra L ubicada sobre al avenida 9 bordeando el patio existente, con detalles de estilo y altura de techos diferentes a la construcción original pero conservando el sistema estructural y de cubierta empleado antes, con pisos en cemento pulido y pocos acabados.

La entrada es de la década de 1950 el establecimiento es adquirido por la familia Niño, quienes la modifican anexándole los pisos de mosaico que hoy posee junto al cieloraso de madera y cartón piedra, conservándola hasta el presente a manera de varios locales comerciales alquilados.

Los ambientes privados carecían de cocinas y áreas de servicios, ya que los empleados de la compañía comían y lavaban la ropa en otros lugares, fuera de la sede. Fue una de las primeras edificaciones ubicada en la expansión del pueblo de finales del siglo XIX, y comparándola estéticamente con otras contemporáneas a ella y con sus predecesoras inmediatas del viejo pueblo al lado norte del Río Carapo, se puede apreciar cómo su estilo de fachada marcó pauta y fue difundido con las variantes del caso en otras edificaciones hasta mediados de siglo XX.

Fuente: tochadas.net

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí