Periodistas

José Rafael Cortés

Empresario juniense (Rubio). Ha impulsado varias industrias en el Táchira, entre ellas la textil (los mayores y mejores telares del Táchira), la de la radiodifusión y la del periodismo (Diario de la Nación). (Tomado de: Contreras Bautista, José Antonio. (1995). Junín, tierra Pionera y Promisoria. Ediciones de la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses. Caracas).

Lisandro Acosta Canales

(n. Barinas c. 1849. M. San Cristóbal, 23 abr. 1912) Militar, Político. Periodista. Funcionario Público. Animador Cultural. Forma parte del extenso grupo de barineses que llegan al Táchira huyendo de la Guerra Federal (1859-1863) Participa, desde 1880, en los avatares políticos tachirenses de la era guzmancista. Llega a Rubio, y en abril de 1889, publica una nota periodística en la que relata la intervención de la Banda de dicha población, dirigida por Alejandro Fernández, en el sepelio de José Gregorio Villafañe hijo, asesinado en el Territorio Federal Armisticio. Fue fundador y primer Presidente de la Sociedad Recreativa de Rubio, institución creada el 11 de agosto de 1889, y que dirigió las actividades culturales de dicha localidad, entre ellas las musicales a través de la Banda. Escribe la letra del Himno Anti Inglés de marzo de 1896 con música del mencionado Fernández. Hombre de ideas liberales, fue redactor de los periódicos El Expreso del Táchira; El Federalista; El Boletín, La Paz del Táchira y El Propagandista, al cual su amigo Alejandro Fernández le compone un alusivo pasodoble. Triunfante la Revolución Liberal Restauradora, fue panegirista de la figura del general Cipriano Castro a través de los medios escritos que dirigió. Radicó luego en San Cristóbal, ciudad a la que estudió minuciosamente, y vivió en las adyacencias del Parque Sucre. Se desempeñó como Secretario de la Asamblea Legislativa del Táchira en diciembre de 1904. (…) Siempre estuvo vinculado a la promoción y difusión de las actividades particulares de las bandas conducidas por su amigo Alejandro Fernández. Fue presidente de la Junta Directiva que organizó la llamada Exposición del Táchira, inaugurada en enero de 1906 por la Primera Dama de la República, doña Zoila Rosa Martínez de Castro. (Tomado de: Hernández Contreras, Luis. (1999). Proculta. San Cristóbal. p. 25).

Luís Troconis Guerrero

Político juniense (Rubio 1911 – San José de Costa Rica 1951); en 1934 funda, junto con Inocente Palacios y otros opositores a Gómez, la publicación “Gaceta de América”; al mismo tiempo ambos fundan la Organización Revolucionaria de Venezuela (ORV); en 1935 son descubiertos, Palacios es expulsado a Panamá y Troconis vive en la clandestinidad. Tras la muerte de Gómez, con Alejandro Oropeza Castillo, funge de promotor de la “Asociación Nacional de Empleados de Comercio” (ANDE) y forma parte del grupo de fundadores de ORVE. En 1937 es expulsado, primero a Panamá, luego a México y Colombia, de donde pasa clandestinamente a Venezuela; en el Táchira funda el Partido Democrático Nacional (PDN). Secretario Nacional de Prensa y Propaganda del primer Comité Nacional de Acción Democrática; jefe de redacción del diario político “El País” (1941) en el cual terminará como Director. Durante el gobierno de Pérez Jiménez dirige el periódico clandestino “Resistencia”, el que le vale el exilio a Costa Rica, donde muere. Posteriormente se publicó su libro “La cuestión agraria en la historia nacional” por la Biblioteca de Autores y temas Tachirenses (Nº 29, Caracas, 1962) (Tomado de: Contreras Bautista, José Antonio. (1995). Junín, tierra Pionera y Promisoria. Ediciones de la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses. Caracas).

Omar Alfonso Ocariz Manrique

Periodista juniense (Rubio 1943); Comunicador Social en el Instituto Agrario Nacional (1972-1974); Jefe del Departamento de Publicaciones del CONICIT (1974-1979); Jefe de Relaciones Públicas del IVIC (1980-1984). Periodista en diferentes medios de comunicación (1985-1990); Comunicador Social en el Congreso de la República (1990-1994); Director de Secretaría de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados (1991-1992). (Tomado de: Contreras Bautista, José Antonio. (1995). Junín, tierra Pionera y Promisoria. Ediciones de la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses. Caracas).

Pedro M. Arias

Periodista, cofundador, con Carlos Altuve Zambrano, del periódico “El Zancudo” (1911). (Tomado de: Contreras Bautista, José Antonio. (1995). Junín, tierra Pionera y Promisoria. Ediciones de la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses. Caracas). [Inicio]

Pedro Rafael Rincones Castejón

Barinas (Edo. Barinas) 10.10.1854 _ Nueva York (Estados Unidos) 8.1.1927. Técnico petrolero, diplomático y empresario. Hijo del general Rafael Antonio Rincones y de Micaela Castejón. Se traslada con su familia al Táchira, a principios de la Guerra Federal (1859), fijando su residencia en San Cristóbal, donde inicia sus estudios primarios; cursa la secundaria en un colegio de Bogotá y después de graduarse de bachiller, es enviado a Hamburgo a especializarse en estudios comerciales y financieros. A su regreso a Venezuela, entra como socio de su padre en el negocio mercantil que éste había establecido en San Cristóbal y participa con 87 acciones, en la fundación de la Compañía Minera Nacional Petrolia del Táchira (12.10.1878). «Socio industrial» de la nueva empresa, Rincones es enviado a Estados Unidos (enero-octubre 1879) para estudiar y aprender la técnica «moderna» de la explotación petrolera desarrollada por el coronel Edwin Drake y para comprar y trasladar al campo de La Alquitrana, propiedad de la Petrolia, la maquinaria requerida para las actividades programadas. En cumplimiento de su misión, viaja a Oil Creek, Pensilvania, donde permanece hasta finalizar su aprendizaje, convirtiéndose en el primer «técnico petrolero» venezolano. Trae a Venezuela el primer taladro de perforación, la primera bomba de lodo y el primer tren destilatorio para la elaboración de kerosene (1880). Dirige las operaciones en el campo de La Alquitrana (1880-1885) y edita un periódico manuscrito, que bautiza (en inglés) The Petrolia Star y que se puede considerar como el primer periódico institucional de Venezuela. La vida cotidiana en el campo de La Alquitrana se puede apreciar a través de la correspondencia de Pedro Rafael Rincones con su hermana Soledad, reproducida en la obra Cartas barinesas, editada por su sobrino Rafael González Rincones. Socio activo de la Petrolia, Rincones decide residenciarse en Estados Unidos (1903), siendo nombrado cónsul general de Venezuela en Nueva York (1903-1905). Establece en esa ciudad una firma mercantil cuya dirección asume (1905-1911) y vuelve a desempeñar el cargo de Cónsul General de Venezuela hasta su muerte (1911-1927). F. P. (Tomado del Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar. Cd.).

Roberto Giusti

roberto giustiPeriodista juniense (Rubio 1955); reportero inicialmente de radio y televisión, y luego de prensa en Rusia (1990-92); Jefe de Prensa en el palacio de Miraflores (1992). Premio de la Fundación Otero Vizcarrondo (1989) y Premio Nacional de Periodismo de Opinión (1990). (Tomado de: Contreras Bautista, José Antonio. (1995). Junín, tierra Pionera y Promisoria. Ediciones de la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses. Caracas). Ha dedicado gran parte de su vida a la investigación. Recientemente acaba de publicar: Carlos Andrés Pérez, Memorias Proscritas, en coautoría con Ramón Hernández. Es autor de la obra: Por los caminos del agua, editado por la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses. Giusti se ha desempeñado como redactor de El Universal y conduce los programas “Primera Página”, Globovisión; y Golpe a Golpe, RCR. Ha ganado en tres oportunidades el Premio nacional de Periodismo y el Monseñor Pellín.

Simón Eduardo Suárez López

Este destacado periodista había nacido en la ciudad de Rubio, el 11 de septiembre de 1935 y falleció el 12 de agosto de 1976. Inició sus estudios de primaria en el Grupo Escolar “Estado Sucre” de Rubio y estudios de secundaria en el Liceo “Carlos Rangel Lamus”. Igualmente “El Cuco”, como cariñosamente era llamado realizó estudios en el exterior Conclusión del Nigh School de Miami y en Lindasey Hopkins Technical High School. 1952-1953. En la Universidad de Miami inició estudios de Sociología en 1953, carrera corta por haber sido llamado al US Army. 1954. El cargo que ocupaba era de Dependiente de Almacén en la Compañía Aérea Expresa Bolívar LEBCA en Miami hasta el año de 1958, cuando regresó a Venezuela. 1959-1960. Instructor de Inglés elemental a los alumnos del Liceo Militar Jáuregui en la Grita. 1959-1960, Instructor de Inglés en el Instituto de Comercio “Felipe Guevara Rojas” de Barcelona, Edo. Anzoátegui. Además fue también instructor en los Institutos de Comercio “Dalla Costa” en ciudad Bolívar, “Fermín Toro” de Valencia, cargo que dejó por su propia voluntad y laboró en la Ford Motor de Venezuela. 1965-1966, adjunto a la redacción deportiva del Diario Hoy de Valencia. Igualmente fue adjunto a la redacción deportiva de “El Regional” de la misma ciudad. Coordinador del programa de TV, Tribuna el cual era producido por el Dr. Raúl Torrealba Álvarez y el “Cuco” Simón. Redactor en nueve idiomas del periódico “Informando” de Ford Motor de Venezuela S.A. Fue miembro de la Asociación Venezolana de Periodistas y del Círculo de periodistas Deportivos y de la Asociación de Reporteros Gráficos. Durante algún tiempo laboró en la sección deportiva del Diario La Nación, donde se distinguió por su profesionalismo y responsabilidad en cada uno de los trabajos que presentaba. Su súbita muerte fue sentida por el pueblo del Táchira y en especial por los de Rubio, su tierra natal. La muerte del “Cuco” Suárez permanece en la mente de sus compañeros quienes siempre admiraron su labor profesional. (Tomado de: Erasmo Rosales Avendaño. Flash Dominical. Remembranzas. Diario de La Nación. San Cristóbal).

Teodosio V. Sánchez, Dr.

Se han cumplido ya tres meses del sensible deceso del honorable maestro y ciudadano integro doctor Teodosio V. Sánchez, que tuvo por norma servir a la patria en toda hora con buena voluntad y decidido amor cívico. Nosotros, que tenemos motivos para recordarle con cariño, por haber sido él uno de los mentores que levantó una generación en Rubio, nuestro pueblo, por derroteros que marcan luz y bondad en aquel rincón provinciano, no podemos pasar desapercibido el recuerdo de su memoria. Verdad es que no tuvimos ocasión de conocerle, pues cuando fundó su Colegio en Rubio, todavía la madre naturaleza nos tenía alejados de las intrigas y las flaquezas humanas. Sin embargo, viejos amigos del maestro y viejos papeles que hemos encontrado en búsqueda modesta, nos han relatado noblemente la labor de este aguerrido cruzado y hombre docto en Matemáticas y Lengua Castellana, que anduvo siempre con una lección de optimismo a flor de labios. En Rubio se recuerda mucho su actuación brillante en el Colegio que fundara, a donde acudió una juventud ávida de voces espirituales y de conocer los goces y beneficios de la instrucción. Y no solo fue la juventud rubiense la beneficiada, pues en los pueblos vecinos cundió la fama del doctor Sánchez y su Colegio y fueron otras tantas juventudes a recibir enrumbamiento cultural bajo la egida de este maestro. Para esa época (1908 a 1910) fundó también el doctor Sánchez en asocio de su adorado hijo Pedro Marino, un periódico de intereses generales que tuvo magnifica acogida por su escogido material literario y por sus ideas independientes, encauzadas únicamente a la prédica cívica y moral de la colectividad rubiense, llámose “La Concordia”. Y así como pedagogo era el doctor Sánchez idóneo, como periodista resultó excelente. En aquellos días circulaban también “El Aldeano”, de don Pedro J. Sánchez, “Centauro”, revista dirigida por jóvenes altruistas y rebeldes, y “El Rayo”, brioso paladín del pensamiento que dirigía don Leonidas Aranda Briceño, los que con “La Concordia” de don Teodosio y su hijo, seguían la trayectoria intelectual dejada por don Miguel R. Guerrero, don José Natividad Pernía, general Rafael Rojas Fernández, don Rafael Arvelo, don Macario Sánchez y otros tantos que nos sería prolijo enumerar, que con sus bien servidos voceros dieron a Rubio nombre y cultura. Eran días aquellos de guerras civiles y luchas intestinas. El bandolerismo de aquella región todavía dejaba su huella destructora y el terror de pandillas colombianas que diezmaban aquellos lugares, hacía sobresaltar la tranquilidad de los moradores de la Pontálida, donde hombres de talento rebatían con prácticas y artículos serenos la violencia y barbarie de aquellas gentes avejudas, que penetraban por el Municipio Delicias, se adentraban al Distrito en busca de motines materiales. Esta circunstancia hacía penosa la vida del periodismo rubiense; pero allí habían voluntades y cerebros que luchaban a despecho de las zozobras, y el periodismo que había iniciado sus pasos desde el año de 1876 continuó su marcha mostrando sus fuerzas civilizadoras, contando hoy Rubio más de 70 periódicos que han circulado y tenido vida independiente. Habiendo perdido el doctor Sánchez a su hijo Pedro Marino, único vástago de su matrimonio, tuvo gran dolor moral por tan irreparable perdida; por lo que su vida sufrió un cambio. Y un día se le vio salir rumbo a Caracas, donde prosiguió su labor pedagógica, desempeñando varios cargos oficiales en el ramo ins-truccionista. Más tarde fundó en Los Dos Caminos un Colegio, donde estuvo hasta que la suerte lo mantuvo firme ante los reveses. El doctor Sánchez, apunta el pulcro escritor R. A. R. M., publicó algunas obras didácticas y numerosos artículos de diversa índole en revistas y periódicos, advirtiéndose en sus trabajos aquella misma pureza de lenguaje, claridad de exposición y dominio de las materias que mostraba en la cátedra. Hoy, ya desencarnado, recibirá el tributo constante de sus discípulos agradecidos. Rafael María Rosales. (Tomado de: Rosales, Rafael María. Aguada Grande, Estado Lara, mayo de 1935. Hojas sueltas).