Dr. Teófilo Sánchez Cote

0
314
Dr. Teófilo Sánchez Cote. Pintura al óleo perteneciente al Salón de Lectura de Rubio.
Publicidad

Nace en Rubio, el 24 de enero de 1910. Hijo del comerciante de café don Teófilo Sánchez Vega y doña Josefa Cote de Sánchez. Estudió primaria en su ciudad natal y realiza su bachillerato en la población de Los Teques en compañía de su hermano Néstor Sánchez Cote, en calidad de internos. De allí, sus padres deciden enviarlos a Europa. Néstor es enviado a Francia y Teófilo a Alemania.

Vivió en Hamburgo y salió de Alemania cuando Hitler asumió el poder. La Gestapo sacó a todos los extranjeros, solamente les dieron tres días para desocupar a Alemania, y marchar en barco. En Alemania Teófilo Sánchez Cote estudió medicina en la Universidad de Hamburgo. Allí aprendió las primeras nociones en lo que en ese tiempo se denominaba científicamente como las «Heridas Invisibles», que posteriormente se le llamó la «Cirugía Plástica».

Cuando llega a Rubio se instala en la Casa de los Abanicos y monta su clínica. Es el año de 1935. Fray Severiano Alonso en su obra: «Datos históricos del Hospital Padre Justo Pastor Arias», refiere que: «El nuevo médico del Hospital fue el Dr. Teófilo Sánchez, natural de Rubio, que estudió la carrera de medicina en Europa (Alemania) y hacía poco tiempo había vuelto; era joven, sin experiencia aún en el oficio; …» (p. 17)

El 9 de febrero de 1936, el Dr. Teófilo Sánchez comunica a las hermanas del Hospital: «… que no volvía más al Hospital; porque le habían pedido la renuncia”. (p. 17). El mismo día por la tarde fue al Hospital el Sr. Presidente del Concejo a participar a las Hermanas que de nuevo volvía de Médico el Dr. Jacinto Ramón; porque de Caracas vino la queja de que está ejerciendo contra la ley, por no tener su título, ni haberle reconocido a D. Teófilo Sánchez estudios en Venezuela». (p. 17).

La observancia de la práctica médica era en esos tiempos muy bien vigilada por parte del Colegio de Médicos de Venezuela, y el Dr. Teófilo Sánchez fue sancionado por no haber revalidado su título de médico ante las autoridades de Venezuela.

Marcha a Caracas pero sufre fuerte oposición en su interés por revalidar su título y le quitan el permiso de ejercer. Ante los hechos, que ya parecen ser de carácter personal en su contra, de parte de algunos galenos en la capital vuelve a Rubio y ejerce empíricamente la medicina curando heridos y ejerciendo de médico forense. Sin embargo, su espíritu de superación lo lleva nuevamente a la capital, para lograr su revalida. Allí trata a varias personas con paludismo, haciéndoles efectivo tratamiento y logrando su cura. Dichos estudios, con esos pacientes afectados de paludismo, fueron su carta de presentación para su reválida logrando aprobarla. En ese ínterin de su reválida se lleva dos años.

A su regreso nuevamente a Rubio entra a laborar en el Hospital «Padre Justo», en condición ad-honoren. Allí funda la sala de parto y regala el instrumental y mobiliario. Funda el ala izquierda para atender a personas que necesitaban asistencia hospitalaria paga. Fray Severiano Alonso, indica que: «El Dr. Teófilo Sánchez, médico del Hospital, regaló una imagen de la Inmaculada, que fue bendecida por el R. P. Sierra el día 13 de Junio, fiesta de S. Antonio; en este día se cantó la misa por las Hermanas y niñas del Hospital». (p. 22)

Fue concejal por el Parido COPEI y profesor del Colegio Federal (hoy Liceo Carlos Rangel Lamus), cuya dirección la ejercía el profesor Felipe Molina Larios. Dictaba la cátedra de Artes Plásticas, sobre la cual tenía amplios conocimientos ya que se había dedicado a la pintura (Técnica al carboncillo). Conjuntamente con su función Hospitalaria siguió atendiendo su Clínica en la Casa de Los Abanicos, propiedad de sus padres, incluso fundó el primer laboratorio privado que existió en la población de Rubio.

Su afición fueron los carros, las motos, y la velocidad. Fue dueño de los carros convertibles Lincoln y Buik y un Cadillac. Hablaba y leía el alemán, el francés y el español. Fue muy amigo del pintor venezolano Armando Reverón, a quién halló en Francia donde Sánchez lo protegió. Fue amigo también de Manuel Antonio Pulido Méndez, nativo de Rubio, a quien también encontró en Francia. En las épocas de invierno, mientras estudiaba en Hamburgo, visitaba a Francia y de allí iba a España.

Se casa con la señorita Ivonne Hernández Olarte, el 20 de diciembre de 1948. El fruto de su matrimonio fueron dos hijos: Teófilo José que fallece y Selva María. Refiere la Crónica de las hermanas del Hospital que: «El día 7 de julio (1952) murió, a eso de la 1 a.m., el Dr. Teófilo Sánchez, quien trabajó tanto tiempo y desinteresadamente en el Hospital. Para la casa, fue no sólo buen médico, sino también buen amigo y bienhechor insigne; a él se debe tener en la capilla la hermosa imagen de la Inmaculada y uno de los Ángeles que adornan el altar. Ayer de mañana estuvo postrado reverente ante el Smo. y su Virgencita, como él cariñosamente la llamaba». (p. 39) Sus rsetos descansan en el Cementerio Municipal de Rubio.

Aportes de Doña Ivonne Hernández Vda. de Sánchez

Tomado de: Acevedo Sánchez, Jesús. (2013). Biografiados de Rubio. MIMEO. Rubio, Táchira.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí