Pedro Gual (Cont.)

pedro-gualEn febrero de 1814 firma el Decreto en el que se declara a Simón Bolívar «Hijo Benemérito de Cartagena» cuyo pergamino entrega personalmente a Bolívar en Caracas, en su condición de comisionado de la legislatura de Cartagena. Posteriormente, en diciembre, es elegido Diputado al Congreso Central de Bogotá, al cual no concurre.
Del 7 al 27 de enero de 1815 asume el cargo de Gobernador de Cartagena, y el 22 de mayo es designado Agente Diplomático en los Estados Unidos, cargo que desempeña durante cinco años.
Entre los meses de junio de 1820 y febrero de1821 permaneció al frente de la Gobernación Civil de la Provincia de Cartagena, cargo que deja el 8 de marzo de 1821 para asumir trascendentales responsabilidades como Ministro de Hacienda y de Relaciones Exteriores de la Gran Colombia. Participa en el Congreso de Cúcuta durante los meses de mayo y octubre de 1821.
Simón Bolívar, en su condición de Presidente de la Gran Colombia, lo nombra el 7 de octubre de 1821 Ministro de Relaciones Exteriores, contaba entonces, Pedro Gual, 38 años de edad. Como Canciller le correspondió suscribir los Tratados de Amistad y Navegación y Comercio concluidos con los Estados Unidos en 1826 e Inglaterra el 1825. En agosto de 1825 se separa de este cargo ministerial.
Como representante de la Gran Colombia ejerció un papel importante entre los principales organizadores del Congreso Anfitriónico de Panamá, años 1826 y 1829. Se residencia en México por espacio de tres años y se fija entre sus prioridades lograr la ratificación de los acuerdos del Congreso de Panamá. Luego, en marzo de 1829 se traslada a Guayaquil atendiendo a un llamado de Simón Bolívar para que se incorpore al Consejo de Estado.
Durante los siete años siguientes, Pedro Gual, como consecuencia de la disolución de Gran Colombia, realiza un receso en su vida pública, y se dedica en Bogotá al ejercicio de su profesión de abogado. Pero atendiendo a una solicitud de Ecuador acepta representar a este país en misiones diplomáticas en Europa, actividad que cumple durante los años 1837 y 1842. Este año viaja de nuevo a Bogotá y retorna a Venezuela a fines del año 1847. Se residencia en Caracas retirado de la actividad política.
En plena Guerra Federal, en las elecciones generales de 1860, resultó electo Vicepresidente de la República.
Gual, se encargó de la Presidencia de la República en tres oportunidades: La primera entre el 15 y el 18 de marzo de 1858, cuando el Congreso de la República lo designa para encabezar el Gobierno Provisorio. Luego, la segunda, del 2 de agosto al 29 de septiembre el año 1859, a raíz del derrocamiento del presidente Julián Castro. Y, la tercera, del 20 de mayo al 29 de agosto de 1861, por renuncia del presidente Manuel Felipe Tovar, el 20 de mayo de 1861. Derrocado el 29 de agosto de 1861, por el Coronel Echeverría, es arrestado y desterrado a las Antillas. En esta oportunidad, al ser arrestado Gual le dice a Echeverría: «¡Tan joven y ya traidor! ¡Con hijos y tener que legarles un crimen! ¡Lástima me da usted, señor!»
«Era su entendimiento el de un pensador que ve de lejos, y previó la catástrofe. Al propio tiempo, era su carácter como el roble; resistió la tempestad hasta que lo arrancara de cuajo. No pudiera decirse que cayó del poder desengañado: espíritus como el suyo saben leer en el porvenir. Cayó con la seguridad de haber cumplido su deber, con la conciencia de toda una vida noble y venerada».
El 6 de mayo de 1862 fallece en Guayaquil. Había rendido su vida días antes en el Ecuador, rodeado de la mayor miseria, desterrado por su propia voluntad. Recibió «el mayor homenaje que jamás haya rendido el Ecuador a ningún hombre público», según dijeron en aquélla ocasión las crónicas de la época.
Pedro Gual fue un hombre severo y adusto, su voluntad se mantuvo fiel siempre a los dictados de su conciencia. Inflexible, jamás transigió con la fuerza y la arbitrariedad. Generoso, dividió sus esfuerzos y prestó sus servicios por igual a Venezuela, Colombia y Ecuador.