El resplandor de La Cimarronera atrapa a sus visitantes durante el recorrido

0
145
La Cueva de los Santos en el Muncipio Junín, unos de los lugares preferidos a visitar. (Foto: andesterra.blogspot.com)
Publicidad

Es Táchira uno de los estados de Venezuela que posee muchos sitios para descansar y disfrutar de unas vacaciones o un fin de semana libre, no se habla de centros comerciales, sino de la riqueza que brinda la naturaleza, es por ello que hoy nos trasladamos hasta San José de Bolívar, capital del municipio Francisco de Miranda, sitio ubicado en la ruta de Las Flores del macizo montañoso de la región tachirense.

San José de Bolívar, un pueblo que nos invade con su tranquilidad y espacios para el disfrute, donde encuentras desde ríos, lagunas y exuberancia en su vegetación. Además se conserva un poco de la infraestructura de hace más de 100 años, que caracteriza al lugar con arquitectura colonial.

La cordialidad de sus habitantes se siente desde que llegas, ya que para ellos la atención es primordial y quieren que todo aquel que visite la jurisdicción se sienta ameno, contento y bien atendido.

Parque Nacional Juan Pablo Peñaloza

En la extensión de este parque se encuentra la sierra conocida como La Cimarronera, uno de los lugares más significativos de esta parte del estado. Es aquí donde también se hallan más de 100 lagunas peri glaciales, conocidas como espejos que sobrepasan los 2300msnm.

Para llegar a La Cimarronera, primero se debe visitar la localidad de San José de Bolívar, de acuerdo a la información suministrada por Gean Méndez, se puede arribar en carro particular o buseta, este medio de transporte lo toma en la Terminal de Pasajeros de la ciudad de San Cristóbal. En ambos vehículos atraviesa los caseríos El Fical, La Ayumala «conocidas por sus siembras de rosas y otras flores» El Zumbador y Queniquea, tiene un aproximado de 3 horas y medias.

Una vez que se pisa el ayuntamiento capital, puede tomar un transporte que lo dejará en la entrada del parque y de ahí emprender su gran caminata hasta las monumentales lagunas, que lo conectarán con la frescura, serenidad y tranquilidad que nos regala la madre tierra.

Es un recorrido que incentiva a la reflexión por la profundidad de su espacio y tal como lo manifestó Raimon Colmenares «subir a La Cimarronera, lanzarse esa travesía que ocupa más de medio día recorriendo los parajes del páramo, con toda la vegetación exuberante, acompañado de aire más puro, conociendo las más de cien fascinantes y enormes lagunas como espejos, acampar bajo la luz de la vía láctea, el frío, el ejercicio, por un precio demasiado barato, es una maravilla».

Méndez comentó que el estado posee excelentes lugares para la aventura y el excursionismo, que las montañas son muy parecidas a las de Mérida, con la desventaja de que no son muy conocidas, y dijo, que esta era la causa de no tener tanto impacto ambiental en las personas que las visitan, por lo tanto no eran tan reconocidas turísticamente, situación que incentiva el descuido por parte las instituciones del estado, que deberían «cuidarlas de los incendios, la tala y hasta de vándalos que aprovechan estos lugares para sus fechorías, incluso la guerrilla», denunció.

Cuevas de Rubio

Otro de los lugares que ofrece el estado Táchira para la diversión y recreación, se localiza en la Ciudad Pontalida, Rubio, capital del municipio Junín. Aquí encontramos la calidez humana de sus pobladores, con las tradiciones que cobijan a los pueblos de la cordillera andina del país. Son precisamente las Cuevas de Rubio, las que se posicionan en Pozo Azul. Durante la travesía de conocerlas caminamos por una ladera de pinos y respiramos la frescura de estar sumergidos en ambientes que no han sido invadidos en su totalidad por el hombre.

Dentro de las cuevas, podemos percibir la oscuridad de la que tantos seres humanos  huyen, en otra se combina la penumbra con el agua y precipicios, pero el placer de excursionarlas es indescriptible. Colmenares reseñó «es un recorrido sencillo de una tarde, se pueden visitar varias; una excelente opción para cualquiera buscando aventura sencilla; apenas hay que llegar a la plaza principal de Rubio y preguntar cuál es la ruta que lleva hacia estos escenarios de película».

Descuido de autoridades

Los espacios de recreación y excursión en el estado Táchira se encuentran en abandono por parte de las autoridades regionales, ya que no brindan mantenimiento a estos sectores que son una pieza fundamentalmente de la historia tachirense. Aún así los turistas, excursionistas y pobladores deben contribuir a la preservación de estas áreas.

Lo que dicen los excursionistas

Gean Méndez: «No hay un conocimiento de cómo llegar o acceder a estos lugares, a menos que uno sea amigo de alguien que viva en uno de esos sitios, como me ha pasado a mí. No hay señalización del lugar y mucho menos un cesta de basura,  tristemente se puede observar cómo esos lugares quedan muy contaminados de los pocos visitantes. En La Cimarronera hay cimas por encima de los 3500msnm, además de los impactantes paisajes y las más de 150 lagunas que adornan el lugar».

Geison Morales «Mi experiencia en La Cimarronera fue con el grupo de excursión de la ULA- Táchira y algunos compañeros de varias carreras de esa casa de estudio, es una montaña llena de lagunas y misteriosas historias que llenan de vida nuestras zonas aledañas del Táchira, quisiera que todos los tachirenses se dedicaran más a este tipo de actividades del montañismo».

Raimon Colmenares «Las cuevas cerca de Rubio, municipio Junín, específicamente en el área de Pozo Azul. Se trata de una serie de laderas montañosas cubiertas de pinos, bajo las cuales se han formado muchas cuevas, decenas de ellas, todas bastante juntas. El Táchira difícilmente es alcanzada por otro estado en cuanto a cantidad y a majestuosidad»

Fuente: diariodelosandes.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí