En Delicias existe el cultivo de granadilla dulce más grande de Venezuela

0
300
Cada 8 o 15 días se recogen entre 3.000 0 4.000 cajas de granadilla en el municipio Rafael Urdaneta.
Publicidad

En el municipio Rafael Urdaneta, ubicado en la zona de frontera entre el estado Táchira – Venezuela y Colombia, se ubica el cultivo de granadilla más grande del país, certificado por el Ministerio de Agricultura, con un capacidad de producción de 240 toneladas al año

La granadilla (parchita dulce) es una fruta exótica que tiene mayor presencia en Ecuador y Colombia. Su sabor dulce y la sencilla manera de comerla, la han convertido en un rubro predilecto de quienes la conocen a nivel internacional, y es precisamente el Táchira, el estado de Venezuela que tiene la producción más grande y de mejor calidad para ser exportada.

Delicias es la capital del municipio Rafael Urdaneta. Foto: Carlos Eduardo Ramírez

Las tierras del municipio Rafael Urdaneta, de dicho estado andino, fueron certificadas por el Ministerio de Agricultura y Tierras y el Instituto Nacional de Sanidad Agropecuaria Integral (Insai) como la siembra de granadilla más grande de Venezuela, favorecidas entre otras cosas por su clima frío, que está por los 1.800 metros sobre el nivel del mar. Diario de Los Andes estuvo en el lugar, para conocer su proceso productivo.

Su aspecto externo es similar al de una parchita, de color amarillo, y por dentro su pulpa contiene pequeñas semillas negras y comestibles cubiertas con una masa jugosa, cristalina, transparente y de textura gelatinosa. Para comerla tan sólo hay que romper la cascara y consumir el fruto con una cucharilla.

Existen tres tipos de parchita, la granadilla dulce, que se produce en la localidad de Delicias; la maracuyá o parchita agria, producida en Barinas, Yaracuy, Maracay y Mérida, y la granada que es de color rosado.

No es común

La granadilla dulce es confundida con la parchita, aunque esta última es ácida y se desarrolla en lugares calientes. Foto: Carlos Eduardo Ramírez

Arlex Villamizar, principal productor de granadilla en el municipio Rafael Urdaneta, encargado de su venta y comercialización en toda Venezuela, relata al Diario de Los Andes que este rubro no es común, sobre todo porque no se da en tierras calientes, y todos los suelos no son aptos para su cultivo.

En la aldea La Rochela de la localidad de Delicias, tienen una siembra de 4500 plantas, que comprenden unas cuatro hectáreas. Cada planta cosecha una caja, y la caja tiene un peso aproximado de 20 kilos, por lo que sacan unas 80 toneladas de granadilla en cada cosecha, un total de 240 toneladas al año, lo que la convierte en la siembra de granadilla más grande del país.

Para lograrla, Villamizar contactó a un técnico productor de granadilla proveniente de Huila – Colombia, quien conoce todo sobre la siembra, mantenimiento, tratamiento y recolección del producto.

Antes de recibir el certificado del cultivo más grande de Venezuela, el Insai realizó un estudio técnico de la altura y las tierras, para así determinar si los productores podían acoplar la granadilla en el municipio Rafael Urdaneta, determinando su factibilidad y potencialidad.

La granadilla dulce tiene su mayor formación en países como Ecuador y Colombia. Foto: Carlos Eduardo Ramírez

“Nuestros ferieros a través del convenio que tenemos con el Estado y las comunas, las llevan al interior del país. Mayormente se comercializa en El Jarillo (Altos Mirandinos), la Colonia Tovar, Margarita y región capital, y ha sido un proyecto macro para nuestro municipio”, expresa Villamizar.

Esta producción ha generado fuentes de empleo en la zona para unas 15 familias, siendo el 80% de la mano de obra femenina, necesaria al momento de la poda y recolección del fruto.

“Iniciamos el proyecto hace dos años y ha sido constante el trabajo para las mujeres de nuestro municipio, la mano obrera, la mano campesina. Nosotros aún creemos en nuestro país… Ha sido algo de impacto no solo para nuestro municipio, sino para el estado y para el país”, agrega.

El proyecto tiene dos años de ejecución y una factibilidad de duración de seis a siete años, lo que dura produciendo una cosecha, por lo que estima que el apoyo con fuentes de empleo se mantendrá.

Destaca Arlex Villamizar que en el estado Mérida un grupo de productores está iniciando con una siembra de granadilla de unas 300 plantas, aprovechando también el clima frío y la altura.

Hasta 4.000 cajas

En el proceso de poda, selección y recolección laboran un grupo de mujeres de la localidad de Delicias. Foto: Carlos Eduardo Ramírez

Jorge Eliezer Beltrán de 42 años de edad, es el productor agropecuario proveniente de Huila- Colombia, certificado en producción de granadilla. Diariamente sale a las 7 de la mañana de su casa a encontrarse con el equipo de 10 a 15 obreros que laboran en las cuatro hectáreas de tierra y regresa a las 4 de la tarde.

Dentro del sembradío, describe al Diario de Los Andes todo el proceso de la cadena productiva, que comienza a verse un año después de la siembra, iniciando con un capullo que luego abre en flor, dentro de la cual se comienza a ver el fruto. Posteriormente cuaja la pepa, crece el fruto de color verde, y llega al punto en que está madura y con los tamaños adecuados para su venta. Día tras día se realiza este proceso natural.

El proceso productivo de la granadilla dulce inicia con un capullo que luego abre en flor, dentro de la cual se comienza a formar el fruto. Foto: Carlos Eduardo Ramírez

Cuando el fruto está maduro se presenta en tres categorías: la gruesa que es la cero, la primera, y la pequeña. Las más grandes son las llevadas a los supermercados y abastos, por lo que el grupo de mujeres las envuelven en una malla, mientras siguen colgadas de la hoja, que las protege e impide que se rallen o dañen.

El fruto es recolectado cada 8 o 15 días, tiempo durante el cual tienen capacidad de sacar entre 3.000 y 4.000 cajas de granadilla, de 100 unidades. “Aquí no se encuentran cultivos como este de granadilla”, dice.

La granadilla más grande es envuelta en una malla para evitar que se dañe durante el proceso de comercialización. Foto: Carlos Eduardo Ramírez

Destaca Jorge Eliezer Beltrán que es una fruta medicinal, usada para enfermedades de la próstata, mientras que otros le dan uso para padecimientos estomacales y del sistema nervioso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí