Falleció el maestro Freddy Pereira

0
174
Quienes han tenido la suerte de verlo actuar, muy difícilmente han podido quitarse de su mente y corazón el impacto de sus interpretaciones, y quienes tuvieron la fortuna de ser dirigidos por él, jamás olvidarán sus lecciones.
Publicidad

Definitivamente el más grande artista que ha dado el Táchira, destacado tanto en el campo de la plástica como del teatro, falleció sorpresivamente a los 64 años: el maestro Freddy Pereira.

 Dueño de un talento inconmensurable reflejado tanto en la pintura como en la escena, Freddy Pereira se consagró en ámbitos nacionales e internacionales; pero prefirió regresar a su terruño natal, donde consolidó un gran proyecto cultural denominado Salamandro Teatro.

Con esta agrupación llevó el nombre del Táchira bien en alto, a Colombia y Argentina. Precisamente, en el Sur recibió en octubre de 2012 un importante galardón en el VIII Festival Iberoamericano de Teatro Cumbre de las Américas, de la ciudad argentina de Mar del Plata, como mejor actor.

Premios, sin embargo, fueron muchos en una carrera artística de más de medio siglo. Al lado del maestro Rodolfo Santana, cuyo fallecimiento el año pasado lo afectó terriblemente, escribió en los ochenta una de las páginas más inolvidables del teatro venezolano, con puestas en escena como “La empresa no perdona un momento de locura”, “El animador”, entre muchas más, que lo harían acreedor a varios reconocimientos.

 Quienes han tenido la suerte de verlo actuar, muy difícilmente han podido quitarse de su mente y corazón el impacto de sus interpretaciones, y quienes tuvieron la fortuna de ser dirigidos por él, jamás olvidarán sus lecciones.

 Auténticamente irreverente en los setenta como integrante de la Cueva Pictolírica, desafió el conservadurismo tachirense de aquel entonces. Pero su rebeldía la justificaba una potencia creadora que lo impulsó a una aventura pictórica, en la cual rompió las barreras del dibujo y la pintura en atrevidos formatos en los setenta, y auscultó el simbolismo religioso venezolano, ya por los ochenta.

 Casualidades de la vida, Freddy Pereira fue el ganador del IV Salón de la Feria Internacional de San Sebastián; sin embargo vendrían muchos más; entre los más importantes, los otorgados en el Salón Arturo Michelena: el Premio de Dibujo Emilio Boggio (1971) y el Premio Cristóbal Rojas (1972), logro alcanzado por pocos artistas venezolanos.

 Sorpresivamente, sin despedirse nos dejó, nunca habló de un retiro porque estaba en plena forma artística, y sus planes para este año eran hacer una gira latinoamericana con su agrupación, aprovechando el enorme éxito alcanzando en Argentina.

 Aplauso de pie para el Maestro, y esperamos que en la gloria interprete su mejor interpretación. Verdaderamente, sin falsa retórica, una pérdida irreparable. Diario La Nación acompaña al duelo que embarga a la familia Pereira y al mundo cultural tachirense.

Fuente: lanacion.com.ve

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí