Ferias populares y religiosas de Venezuela: Febrero

Los Vasallos o Danceros de la Candelaria

Primera quincena. Cumarebo, Municipio Zamora (Falcón) Lugar: La Parroquia (Mérida). Los Vasallos de la Candelaria, forman parte de una tradición que se realiza anualmente desde hace más de cien años en la zona de la Parroquia del estado Mèrida, en conmemoración a la aparición de la Virgen de la Candelaria. Estas fiestas se realizan el 2 y 3 de febrero, con la bendición de la luz en una misa que se realiza a las diez de la mañana; los Vasallos usan ropaje de mucho colorido y pagan promesas a la Virgen, cantando y bailando para ella.

La fiesta de la Candelaria tiene sus antecedentes, como es muy común en la mayoría de nuestras celebraciones populares, en celebraciones indígenas y de los descendientes de esclavos africanos que han sido sincretizados con las fiestas Católicas Españolas.  “Se caracteriza por estar llena de conjuntos de danzas, disfraces, máscaras y bandas de músicos que conducen a expresiones de desbordante sensibilidad festiva”.

En Venezuela esta fiesta: .»..Es una de las tradiciones más arraigadas e importantes. sobre todo en la región andina. Su historia se remonta a la época de la colonia, por el año 1628, fecha en que Fernando de Saavedra Valdés se dispuso a reunir indígenas y encomenderos para adoctrinarlos por medio de los religiosos franciscanos; pero fue en el año de 1630 cuando se radican en la zona el presbítero Bartolomé Carrero de Escalante, quien construyó una ermita, es decir, un pequeño santuario, en medio del poblado, donde divulgó el culto a la Virgen de la Candelaria, que pasó con el tiempo a ser centro de devoción cristiana de toda la comarca».

Orìgenes

Es importante destacar que la aparición de la Virgen no tiene una fecha exacta, y se dice que fue aproximadamente hace unos 120 o 140 años, probablemente es cuando se forma la cofradía de los Vasallos de la Candelaria.

La historia de la aparición de la Virgen, es un relato que pasa a través de la tradición oral, de todos los que participan de la festividad y todos los que han vivido en este sector durante mucho tiempo, la historia relata la aparición de una tablita, en el jardín de una señora que, haciendo sus quehaceres domésticos, se la encontró y la llevó a su casa para guardarla, no le había dado mucha importancia, sin embargo, al día siguiente vuelve a encontrarla en el mismo lugar del día anterior, la guarda nuevamente, pero la tablita seguía apareciendo, un día se la  llevó al cura de la parroquia, pero éste no le dio la importancia y para hacer feliz a la señora se la quedó, pero cuando la señora barrió al otro día, la tablita estaba donde siempre. Pasado el tiempo el cura le manda hacer una capilla a la virgen en el lugar donde se apareció y a raíz de eso cada dos y tres de febrero se realiza su fiesta en conmemoración a su aparición.

Ante la aparición de la Virgen de la Candelaria en Zumba se suceden un conjunto de acontecimientos que tienen que ver con el origen de la veneración de la virgen: primero, se cumple la promesa de la señora que encontró la imagen en construirle un santuario y segundo se establece el sistema de participación del creyente o servidor de la Virgen en una especie de unión colectiva para que, en la fecha señalada, se realizaran actos religiosos en conmemoración a esta aparición.

Vestimenta

Los Vasallos de la Candelaria visten de una manera muy propia y característica, siempre han conservado su traje buscando la manera de combinar armoniosamente los colores de su vestimenta. Puede describirse de la siguiente manera.Vasallo

El traje, está formado así: pantalón, chaqueta, faja y capa. El pantalón es corto y no muy ancho que se sostiene con un elástico debajo de las rodillas. Se hace con tela brillante. El Capitán se puede distinguir porque utiliza un pantalón de tela con figura de flores y terminado en pequeñas borlas pendientes de un cordoncillo.

La chaqueta, lleva mangas largas y cuelga sobre el pantalón  y ajustado en la cintura por una larga y ancha faja, atada a su costado, con el lazo que cae más debajo de la rodilla. Esta vestimenta se completa con una capa corta que cubre hasta la mitad del brazo y la espalda, de tela unicolor que puede ir adornada en el borde con una trencilla dorada que le da más vistosidad.

Los vasallos solían utilizar un sombrero grande de alas anchas y copa redonda adornado con cintas o plumas de cualquier color. En la actualidad los propios vasallos, cambiaron este sombrero por uno grande de cogollo igualmente adornado.

Anteriormente el calzado utilizado por los vasallos era de zapatillas o alpargatas adornadas, cubrían sus piernas con medias largas de nailon, hoy son muy pocos los que lo hacen, ya que lo sustituyeron por zapatos deportivos. (Índice)


La Virgen de la Candelaria

virgen de la candelaria

El 2 de febrero se celebra en el mundo entero el día de la virgen de La Candelaria, patrona de las Islas Canaria pero venerada en Venezuela, tanto es así que existen varios poblaciones en el interior del país que llevan su nombre y hay en la ciudad de Caracas una parroquia de mucha importancia que lleva su nombre, sin embargo es el estado Mérida es el lugar donde tiene mayor relevancia su presencia, pero realmente su figura esbelta y hermosa es venerada en toda Venezuela que celebra este día con gran devoción y alegría.

Su culto a nivel mundial es de gran significación ya que entrelaza la fe hebrea, la cristiana e incluso cultos de corte paganos que se originan en las Islas Canarias.

Su real historia.

Como es del conocimiento de todos los católicos, la virgen de La Candelaria es una advocación de la virgen María. Su tradición se encuentra ligada a la historia de Las Islas Canarias, pero con mucha más precisión a la Isla de Tenerife, ya que la leyenda señala a este lugar como el sitio de su aparición, los historiadores no han podido determinar con exactitud la fecha y el lugar de su primera visión, pero la tradición habla sobre el hecho como ocurrido en la desembocadura del barranco de Chimisay, municipio canario de Guimar, y fijan la fecha como de 95 años antes de la conquista, si aceptamos esta teoría como validad hablamos de los años de 1400 o 1401 como el año de su aparición.

Se dice que la historia fue escrita por Fray Alonso de Espinosa en el año de 1594. La talla original se encontraba en la Basílica de La Candelaria, en la Isla de Tenerife, pero desapareció después de un vendaval que aconteció en la isla, en la actualidad en dicha Basílica se encuentra una replica. Por haber sido las Islas Canarias escala para los que viajaban a América, muchas de sus costumbres fueron exportadas a nuestro continente teniendo claro que la devoción a la virgen de la Candelaria llego por vía de los canarios a nuestra patria, algo que hoy nos llena de honor y gloria el tenerla como huésped en nuestro patria a tan hermosa señora, con la claridad que desde su llegada forma parte de nuestras tradiciones y usanzas y es nuestra madre espiritual.

Devoción en La Parroquia, población del Estado Mérida

La Parroquia tiene como su patrono a Santiago Apóstol, lo cual no ha impedido que la presencia de la virgen de La Candelaria haya adquirido prestancia en la fe y el amor de sus pobladores. La leyenda popular cuenta que hace muchísimos años se tuvo conocimiento de la aparición de la virgen de La Candelaria, grabada en una tablita, en una población muy cerca de La Parroquia, ese lugar se conoce con el nombre de Zumba.

Ese lugar, hoy considerado sangrado, es frecuentado por profusos devotos de tan venerada imagen, que acuden a una capilla que fue construida en honor a tan querida virgen de La Candelaria. Es tan respetado el día 2 de febrero que fue designado como fecha que marca el inicio de las fiestas patronales de tan encantadora población merideña y en ella podemos apreciar una serie de actividad que se organizan para celebrar por todo lo acto tan importante fecha, dentro de esas actividades se destacan las danzas de Los Vasallos de La Candelaria, que permiten afirmar, por su virtuosidad y por su gran sentido místico y religioso como una de las fiestas populares de mayor importancia y relevancia en Mérida, convirtiéndose en un punto de referencia entre las actividades de fiestas patronales del país.

Aquí podemos apreciar claramente el culto a la virgen de La Candelaria representado, por la llama que emanan las velas y que representan la culminación del ciclo católico de purificación que se inicio el 24 de diciembre, dejando claro la concordancia existente entre determinados elementos indígenas y la celebración de tan significativo acto de fe religiosa, los cuales pueden ser reconocidos en los bailes en hileras realizados al sonido de las maracas y los coloridos de los atavíos, bailes que marcan la iniciación de el ciclo agrícola en donde se cultivará el maíz.

Vemos en los vestuarios que usan sus bailarines, de mucho colorido, que se podría decir que semejan a las barajas españolas: blusones de tafetán, borlas y aplicaciones deslumbrantes, capas marcadas con muchos festones, sobreros de ala ancha con plumas y medias largas. Las danzas se inician desde muy temprano y la realizarán pobladores de la zona y gente venida de afuera con el fin de pagar promesas. La expectativa crece cuando los promeseros hacen acto de presencia en la capilla del pueblo a buscar a la virgen la cual será llevada a la Plaza Bolívar, siendo este el momento preciso para comprar velas de sebo de color amarillo las cuales serán bendecidas en la santa misa que oficiara el padre de la parroquia o alguna de las autoridades eclesiásticas de Mérida o del país invitada especialmente para tan acogedor momento de encontrarse con Dios.

Según la tradición, las velas de La Candelaria se conocen también como las velas del alma y son usadas para ayudar a bien morir a todos aquellos que se encuentran en peligro de muerte, concluida la misa la virgen será sacada en procesión por los vasallos. El capitán de la cuadrilla comenzará a realizar las peticiones que le han de ser hecha a la santísima virgen. En su segunda etapa se escuchará la música y los vasallos iniciarán los bailes que concluirán después del mediodía Siguiendo con la tradición, los vasallos danzarán, al día siguiente, y lo harán con un baile llamado “El entierro del Gallo”, basado en raíces africanas, algo que no debe extrañarnos ya que en las cercanías de La Parroquia se encontraba un trapiche en donde habían esclavos de origen africanos. El baile consiste en una especie de ritual donde es puesto un gallo vivo en una caja o canasta que será sacrificado. Al gallo se le tapan los ojos y uno de los vasallos, quien ha de tener un azote en sus manos que servirá para azotar a los vasallos poseídos por el espíritu del gallo, los vasallos danzaran en círculos en forma delirante saltando de un lugar a otro siendo perseguidos por el que tiene el azote que comienza a golpear a los vasallos por las piernas, terminado la danza cuando uno de los vasallos, simulando caer en trance, cae desmayado. Cada día es mayor, en nuestro país, la devoción a la santísima virgen de La Candelaria, lo cual nos lleva a pensar que la fe de nuestro pueblo jamás morirá y mucho menos cuando tenemos la presencia de la madre de Jesús en nuestras oraciones y devoción.


El Calipso del Callao

Durante el carnaval. El Callao, región de Guayana, estado Bolívar. Es una tradición popular que se inicio en los albores del Siglo XIX, dicha presunción se hace basado en la Tradición Oral, y dado que las explotaciones auríferas se iniciaron en una forma industrial entre los años 1860 al 1870.

Tan famosos en esa época, los bailes de La Glaciere como las reuniones de personas que dieron origen a lo que hoy día son las Comparsas de Carnaval, Madam Lafant, Popo Coram, Madame Labadí, Madame Dopri y La Negra Isidora, ya son parte de una Leyenda Cultural Popular, transmitida de generación en generación.

El Calipso de El Callao, es para los callaoenses no solo una expresión musical, teatro o danzas, sino una actitud mental, una filosofía de raíces profundas que permite comprender las complicadas costumbres que han resultado de esa mezcla, en la que diferentes nacionalidades aportaron sus usos y costumbres sin egoísmo cultural, es el compartir los conocimientos, una de las características que identifica plenamente a una callaoense. El callaoense disfruta intensamente el fútbol y el calipso, los dos originan pasiones y mueven multitudes, en los años 60 se escuchaba una frase popular que expresaba: “Calipso e Isidora y Fútbol es Minasoro”. Haciendo referencias a Isidora y al equipo de Fútbol que representa a El Callao.

El calipso es un género que se interpreta en todas las Antillas, Las Guayanas, Bahamas, y en algunas otras regiones que han tenido inmigración proveniente de estos países.

La palabra CALIPSO, aplicada a este ritmo contagioso, se pierde en la historia de la transmisión oral de generación a generación en Las Antillas. El calipso ha sufrido cambios a través del tiempo, algunos por motivos políticos, tal es el caso de la prohibición de la interpretación del tambor en Trinidad, lo que dio al género musical de Calipso – Steel Band; Otros originados por la adaptación a los instrumentos autóctonos de cada país y por los avances tecnológicos.

En Venezuela se interpreta calipso en la zona oriental del Estado Sucre, Nueva Esparta, Monagas y en Ciudad Guayana, en la modalidad de Steel – Band, motivado a la influencia fronteriza, la utilización de mano de obra antillana en las operaciones petrolíferas y en la industria del hierro.

Los callaoenses interpretan calipso con tambor y otros instrumentos autóctonos, todo ello en virtud de que el proceso de transferencia cultural, ocurrió antes de la prohibición en Trinidad de la interpretación de tambor y conforma parte de lo que se denomina CALIPSO DE EL CALLAO, desde allí se ha difundido al resto del Estado Bolívar.

En El Callao se ha interpretado calipso desde el siglo pasado, inicialmente con composiciones realizadas en otros países, traídos por los inmigrantes como parte de sus rasgos culturales y posteriormente, las realizadas en esta región e incorporadas hoy día como parte del folklore venezolano; desde el inicio, le cantaron a todos los usos y costumbres generadas en el quehacer diario y fue una gran arma de protesta, frente a todo lo que significará peligro para la vida comunitaria. Los compositores callaoenses se les puede denominar como compositores ingenuos de calipso de El Callao y le cantan como sus antepasados, … a la vida.

En El Callao, con Calipso se celebran los triunfos, se lloran las derrotas, es una motivo para reunir a la familia en fechas significativas particulares y colectivas, donde sobresale el Carnaval (Febrero o Marzo), las fiestas en honor a la Virgen del Carmen, Patrona de los callaoenses (16 de Julio) y los Aniversarios de la Agrupación The Same People (La Misma Gente), Calipso de El Callao, (20 de Septiembre), se protestan las injusticias y se entierran a los muertos a ritmo de Calipso, cuando este ha tenido un papel relevante en la práctica del Carnaval.

El ritmo de Calipso sirvió para transmitir por todas las regiones del país, las necesidades de los callaoenses, cuando las compañías explotadoras de oro de El Callao, tuvieron que paralizar sus labores debido a innumerables factores, entre los que sobresale las Primera y Segunda Guerra Mundiales, en que la escasez de los insumos necesarios para el laboreo de minas y procesamiento metalúrgico hizo mella en la producción. Esto significó el éxodo de callaoense hacia otras regiones del país, que presentaban para ese momento mejores condiciones socio-económicas.

Fue una forma de expresar que se estaba vivo y que se creía en el florecer de la industria del oro en esta región: “El tiempo dio la razón”.

El pueblo de El Callao, en el estado Bolívar, recibió el 26 de Febrero del 2017 el certificado del reconocimiento otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), con el que se reconoce sus carnavales como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.


El baile de la Hamaca

Lunes de Carnaval. Rancho Chico, Puerto Cabello, Patanemo (Carabobo). Este baile tradicional consiste en la dramatización del arrebato de celos que sufre un negro en un entierro, cuando descubre la infidelidad de su mujer precisamente con el muerto. Se realiza el lunes de carnaval por la noche, donde se reza, se toma café, licor y se cuentan chistes. Luego al llegar la media noche empieza la parranda, se tocan los tambores y las mujeres lloran.

Esta danza se asienta en el barrio San Millán y se remonta a los inicios del siglo XIX en el que había una inmigración proveniente de Curazao que se radicó en uno de los barrios más antiguos de Puerto Cabello y dio inicio a estas festividades carnestolendas.

La casa de Viviano Pitre, descendiente curazoleño, ya fallecido y el cultor más representativo de esta tradición es el sitio en el que reposa La Hamaca durante todo el año. El chinchorro consiste en un envoltorio de retazos y paja (monte silvestre), recubierto con una sábana blanca y adornado con muchas flores naturales que pende de una vara de tres a cuatro metros de largo cuyos extremos descansan sobre los espaldares de dos sillas que están ubicadas en medio de una calle del Puerto, llamada “regeneración”.

El velorio termina a las cinco de la mañana y la hamaca es guardada en la misma casa. El día martes todos los que celebran la tradición están concentrados en el sitio del velorio y justo antes del mediodía llega corriendo a la multitud una persona gritando: ¡Ya se murió! ¡Ya se murió! Entonces la gente toca sus tambores, soplan sus cachos y gritando todos en coro responden: ¡Hay que enterrarla! ¡Hay que enterrarla! Y se dirigen hacia la casa donde está el supuesto muerto. Y es allí cuando comienza el «cortejo fúnebre».

Dos personas llevan en hombros La Hamaca, danzando por todas las calles de la ciudad. Un grupo de hombres va ataviado con camisas estampadas, turbantes y rostros pintados de negro. Llevan en sus manos una vara o palo de metro y medio aproximadamente. En un lugar determinado del recorrido uno de ellos golpea La Hamaca gritando: ¡Vita Hombrus! ¡Macho yo!, tirándola al suelo, enseguida las mujeres, muy bien adornadas con sus vestidos floreados y algunas con sombreros (Pava), se arrodillan encima de La Hamaca llorando, esto produce celos entre los hombres y sucede una pelea a vara o a palo, que luego es interrumpida por el cambio del ritmo del tambor cuando las mujeres los incitan a bailar. Esta dramatización se repite una y otra vez durante el paseo por todas las calles de la ciudad.

El acto de enterramiento se produce en el sitio de donde partió, La Hamaca es cubierta con aserrín, evidenciando así el final de la celebración. Ese mismo día la devuelven al techo de la casa hasta el año siguiente.


Feria del Sol

feria del sol

Días de Carnaval. Mérida (Mérida)

Historia

La Feria de la “Inmaculada”. 

El primer domingo de diciembre de 1968, Rafael Caldera resultaba electo Presidente Constitucional de Venezuela. La transformación del país ya había comenzado, desde sus propias raíces en una sociedad más justa y humana.

Al principio, la feria la realizaban a comienzos de diciembre para celebrar el día de la «Inmaculada Concepción», sería entonces la primera feria los días 9 y 10 de diciembre. Para las corridas fueron contratados César Faraco, Manuel Benítez «El Cordobés»,, Francisco Rivera «Paquirri», Julio Aparicio, Curro Girón, Paco Camino y el rejoneador mexicano Juan Cañedo y se lidiaron toros de Félix Rodríguez, “Achury Viejo” y “Ambaló”, todos procedentes de Colombia. En la primera corrida se desató una tenaz tempestad que no permitió la inauguración.

Dos corridas un mismo día en la misma plaza

Suspendida la inauguración tuvieron que celebrar las dos corridas el día siguiente 10; una en la mañana y la otra en la tarde, siendo esta la primera vez que celebraban dos corridas en una misma plaza, en un mismo día, en Venezuela. Anteriormente en Caracas, ya habían celebrado dos corridas en el mismo día pero en dos plazas distintas, en el “Circo Metropolitano” y el “Nuevo Circo”. Pero en una misma plaza, en un mismo día era la primera vez, eso aconteció en la plaza de toros “Román Eduardo Sandia” en Mérida.

En 1968 no celebraron la feria, pero si, una corrida el 13 de abril de 1968, Sábado Santo. Lidiaron un estupendo encierro de “Dosgutiérrez”, actuaron Alfredo Leal, Curro Girón y Pepe Cáceres. Entonces, debido a la inconveniencia que representa el tiempo de lluvias, decidieron celebrar la feria de modo que coincidieran con la festividad de carnaval que se celebra en el mes de febrero. La Feria Internacional del Sol

En 1969 muere el escritor Rómulo Gallegos, primer presidente electo en comicios universales en toda la historia venezolana y el gran novelista del siglo XX, se inicia también una gran ebullición cultural en el país. Bajo el nombre de Feria de “El Sol”, así fue como en 1969 se celebró la primera feria con tres corridas de toros los días 15, 16 y 17 de febrero de dicho año.

Es una festividad cultural de carácter internacional celebrada en la ciudad de Mérida, Venezuela, durante el mes de febrero en conjunto con el asueto de carnaval. Las festividades abarcan corridas de toros, exposiciones culturales, comerciales y ganaderas; conciertos; desfile ferial de carrozas, comparsas, la cabalgata, actividades deportivas, literarias, teatrales, fotográficas y musicales, así como la elección y coronación de la reina de la feria y sus finalistas.

El Carnaval Taurino de América

Así también es conocida la Feria Internacional del Sol de Mérida en el orbe taurino nacional e internacional. La monumental Plaza de Toros de Mérida, “Román Eduardo Sandia” ha ofrecido a la afición taurina que cada año se da cita en este magno evento, para disfrutar de figuras del toreo nacional y del resto del mundo taurino, así como de las mejores ganaderías, reconocidas por sus extraordinarios ejemplares.

El primer cartel estuvo compuesto por toros de “Valparaíso” para Alfredo Leal, Daniel «Matatoba» Santiago, Manuel Benítez “El Cordobés” y el venezolano Lucio Requena. La primera oreja de la feria fue para Alfredo Leal. A partir de ahí esta feria se ha convertido en una de las más importantes de Venezuela y del mundo taurino. Arriban a la ciudad personalidades del mundo taurino e importantes toreros españoles, portugueses, mexicanos y colombianos; así como figuras de la política nacional, escritores, periodistas, artistas, actrices, en fin, es el centro donde converge todo lo más relevante en el ámbito taurino .

En lo que respecta a la feria de “La Inmaculada” se ha celebrado en otras ocasiones, en los años 1990, 1991, 1997.

Ferisol

La Fundación Ferial Internacional del Sol, en cuya institución recae la responsabilidad de llevar adelante una serie de actividades en el marco de esta festividad, es de resaltar algo interesante de esta celebración; a partir de la gestión del alcalde del Ayuntamiento de Libertador, Ing.° Léster Rodríguez Herrera, preocupado porque esta celebración mantenga su sitial de importancia y llegue no sólo a los habitantes de los predios del ámbito de su gestión como primera autoridad del cabildo capitalino, sino que se extienda para el disfrute de todos los merideños y merideñas, y en especial a menores y jóvenes; es que a pesar que el espectáculo central se encuentra en la capital del estado, los demás municipios de la entidad merideña, aprovechan la oportunidad para organizar eventos, concursos y actividades para entretener a todas las familias de la localidad, estimulados por Ferisol.

La Feria Internacional del Sol, es una festividad que presenta las actividades más diversas, y que no se puede dejar de experimentar cuando se visita Mérida. (Índice)


Fuente:

  • ucla.edu.ve
  • es.wikipedia.org
  • iamfiss.com
  • venezuelatuya.com
  • venaventours.com
  • lore-culturave.blogspot.com
  • pac.com.ve
  • clebmiranda.gob.ve