¡Honores al campeón!

0
170
Jonathan Salinas
Publicidad

Después de 27 años, Rubio, la capital del municipio Junín, vuelve a tener un campeón de la Vuelta Ciclista a Venezuela: Jonathan Salinas, quien el pasado domingo se erigió en la capital del país como nuevo monarca del Giro Nacional.

Su coterráneo, José “Pepeillo” Lindarte, se consagró en 1987-dos años antes se había coronado campeón de la Vuelta al Táchira-, objetivo por el cual irá en el 2015 Jonathan Salinas y con ello igualar la cosecha de su antecesor.

Como hace un poco más de medio siglo, cuando los pobladores de la “Ciudad Pontálida” salieron a las calles para rendir tributo a José Lindarte, ayer volvieron a decir presente para saludar a su nuevo ídolo, un humilde ciclista, nacido en el barrio Buenos Aires-El Canal, sector La Gonzalera.

Heberth Jesús Zambrano, vicepresidente de la Lotería del Táchira, también hijo de Rubio, y con él la plana mayor de la casa lotera, no querían que este acontecimiento pasara desapercibido, programaron un evento especial para el campeón, que en honor a la verdad los ciclistas son poco amigos de estos tributos, prefieren el aplauso y las loas en el momento de la competencia, esgrimido en más de una ocasión por los propios corredores.

Acompañado de sus padres, Bernabé Salinas y Ana María, además de dos de sus cuatro hermanos, Alexander y Jean Carlos, amén de colegas ciclistas, el ahora rey de la Vuelta a Venezuela encabezó una larga caravana por las principales calles y avenidas de Rubio, recibiendo a su paso el saludo cariñoso y el aplauso de gentes de todos los estratos sociales.

La Lotería del Táchira y el Cuerpo de Bomberos de Rubio fueron los grandes anfitriones de Jonathan Salinas, en un recorrido que duró un par de horas, para de allí trasladarse hasta la Plaza Bolívar, donde la institución lotera se unió al pueblo para realizar un Ciclón del Dinero a través del Kino Táchira, una deferencia para los hijos y coterráneos del campeón.

Con 24 años de edad y 1,62 de estatura, pero con un corazón muy grande, amén de inteligencia y coraje para enfrentar otros retos, Jonathan Salinas se mostró un tanto emocionado, la alegría se podía reflejar en su rostro cada vez que escuchaba el grito de ¡campeón, campeón, campeón! cuando pasaba por el frente de rubienses que lo estimulaban con su aplauso.

Vienen nuevos retos para el titular del Giro Nacional y campeón de la Vuelta a Trujillo 2013, una serie de competencias antes de finalizar el año 2014, pero el gran objetivo, sin duda alguna, es la Vuelta al Táchira de 2015, continuar la racha ganadora del equipo lotero en las últimas ediciones de la justa andina.

No llega aún a los 25 años, le queda trecho por recorrer y al igual que cualquier ciclista venezolano y del continente americano, su gran sueño es irse a Europa, codearse con los grandes del concierto universal, así como lo han hechos otros colegas suyos nacidos en la patria de Bolívar, incluso de ahí mismo de Rubio, su amigo Jackson Rodríguez, quien lleva casi diez años corriendo en el “Viejo Continente”.

Profesionalismo, entrega y ganas son algunos de los tantos calificativos que se le pueden amoldar a Jonathan Salinas, suficientes para tratar de emular lo hecho por Leonardo Sierra y José Rujano, dos merideños que triunfaron en carreteras de Europa y el mundo, y que en el futuro inmediato quiere emular el hijo del barrio Buenos Aires –El Canal, ahora mismo disfrutando de las mieles del triunfo.

Fuente: lanacion.com.ve

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí