Junín a oscuras y con fallas en comunicaciones telefónicas

0
211
Publicidad

Habitantes del municipio Junín manifestaron su molestia e inquietud ante los prolongados cortes de energía eléctrica, que además de ocasionar serios problemas para el normal desarrollo de las actividades cotidianas, afectan el sistema de comunicaciones.

En diferentes sectores de Rubio y de otras parroquias, los vecinos lamentaron esta situación que se presenta a diario con la suspensión del servicio eléctrico, durante seis y más horas.

Aun cuando en los últimos días han disminuido los apagones, se generan fallas en las conexiones de internet, telefonía celular y Cantv, lo que incide directamente en muchas áreas.

“Numerosos problemas”

Anacarib Alarcón es residente de la urbanización “Cumbres Andinas”, donde también padecen por la falta de electricidad, lo que a su juicio ocasiona problemas a nivel personal y de toda la comunidad.

“En lo personal, además del perjuicio a la salud emocional que esto provoca, debemos enfrentar los daños que se producen en los electrodomésticos y aparatos eléctricos en general, lo que radica en una gran preocupación, porque volver a adquirirlos es casi imposible, ante esta realidad tan aplastante”.

Agregó que en su comunidad, el portón eléctrico con el que se resguarda el ingreso sufrió daños debido a las fluctuaciones del voltaje, y para repararlo tendrán que hacer un desembolso considerable, lo que es muy difícil por el poder adquisitivo de los venezolanos.

“Las comunicaciones colapsan durante los cortes, porque ninguna red está preparada para que la ausencia de luz sea tan larga; en el caso de Cantv, para este sector, no cuenta con las baterías necesarias para que el servicio continúe”.

Otro aspecto que consideró es la dificultad para cumplir con las asignaciones escolares de los niños y jóvenes, ante la inestabilidad de las conexiones de comunicación.

“Cuando por razones de la pandemia ocasionada por el covid-19, los gobiernos del mundo han tenido que tomar decisiones para evitar su propagación, entre ellas la suspensión de clases presenciales, por lo cual las instituciones han tenido que buscar estrategias para continuar con la formación de los estudiantes, en Venezuela resulta un sueño proseguir una educación a nivel virtual, pues el Estado no está en la capacidad de garantizar lo esencial, como es el servicio eléctrico y la conexión a internet, donde se vulnera unos de los principios fundamentales que se encuentra plasmado en la Carta Magna, como es el derecho a la educación”.

Para finalizar, manifestó que cada vez que falla la electricidad, “los venezolanos nos damos cuenta de que perdemos más que la luz resplandeciente de un bombillo, pues en este país se apagan los servicios de telefonía, la conexión a internet, la movilidad financiera, y otros aspectos que serían interminables de cuantificar y que, cuando funcionan, hacen la vida más fácil”.

“Situación muy fuerte”

Como una situación muy fuerte para todos, calificó Héctor Rincón la ausencia de luz en las comunidades rubienses.

Él es vecino del barrio “La Palmita”, que al igual que los demás sectores del municipio Junín, padece con las fallas en este vital servicio.

Héctor Rincón.

“Es un grave problema por los inconvenientes que ocasiona. No existe un cronograma, por lo menos para saber a qué hora van a hacer los cortes. Algunas veces la luz se va por tres horas; en otras, por seis horas. Puede ser dos o tres veces al día, pero no hay seguridad para poder programar las actividades”.

Agregó que deben armarse de paciencia, pues a esto se suma la escasez de gas doméstico, y quienes deben usar la cocina eléctrica para preparar sus alimentos, tampoco pueden hacerlo.

“En la mayoría de los casos, hay que cocinar con leña, que es muy perjudicial para la salud, más en medio de una pandemia, pues esto afecta el sistema respiratorio y pone en riesgo la vida de las personas, que además sufren muchas incomodidades para realizar sus tareas diarias”, concluyó.

Fuente: lanacionweb.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí