Kania 97.3 FM: 19 años de experiencia formadora

0
167
Sergio Bonilla, director de Kania 97.3 FM.
Publicidad

A diecinueve años de labor ininterrumpida arriba la emisora comunitaria Kania 97.3 FM, en Rubio, municipio Junín. Tras los micrófonos, un grupo de personas con una propuesta formadora que ha conseguido arraigo en las escuelas, con niños, maestros y todo aquel que desee vivir esta experiencia comunicacional multiplicadora de conocimientos y aprendizaje.

Yozaida Izarra, una de las fundadoras y actual coordinadora general de este medio radiofónico, lo reafirma con lo que considera su precepto: “Kania nace como una propuesta de comunicación desde la comunidad, para la comunidad y con la comunidad”.

Recuerda su salida al aire, el 12 de abril de 2002, durante los acontecimientos políticos que se suscitaban en el país: “Existía la inquietud, por parte del comunicador social Julio Veroes, de crear una emisora; mientras se gestaba un golpe de Estado en el país, decidimos tomar la iniciativa de abrirla y empezar a denunciar lo que pasaba”.

Posteriormente se sumaron otras personas al proyecto y durante un año trabajaron con una parrilla de programación improvisada. “Comenzamos a mostrar otra cara, la de romper con paradigmas de muchos medios”.

En una oportunidad, Lídice Navas, quien realizaba una especialización, se presenta a hacer una investigación con medios comunitarios; “nos enamoramos de esa propuesta y trabajamos para conseguir la habilitación y concesión. Hoy en día, solo Kania 97.3 FM y Bramonense tienen esos permisos. Hablamos de libertad de expresión, pero los medios siguen montándose sin la debida autorización”.

A la novel emisora se incorporaron las escuelas bolivarianas, donde se creó un espacio de comunicación alternativa y se acercaron a la comunidad de Pozo Azul y a la aldea Canea.

“Cuando obtenemos los permisos, durante el gobierno del presidente Chávez, Conatel y el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información daban gran importancia a los medios comunitarios; incluimos programas de opinión, educativos y musicales; se involucraron Nicolás Pereira, Sergio Bonilla, Milvis Briceño y Julio Veroes”.

Educar e informar

kania02
Eviduar Prato, Yozaida Izarra y Dionner Cuéllar.

En estos momentos, la dirección de la emisora está a cargo de Sergio Bonilla y en la coordinación general se encuentran Yozaida Izarra, Dionner Cuéllar y Gabriel Mendoza, todos formados por autoaprendizaje.

La programación está ligada al área educativa, informativa y recreativa.” Más que leer los titulares, tratamos de contextualizar las noticias; porque vemos con preocupación que muchos medios de comunicación usan agencias extranjeras; por eso, le damos prioridad a lo comunitario”.

Para Yozaida Izarra, uno de los grandes logros obtenidos es la masificación de la producción radiofónica desde las escuelas: “allí hemos logrado una producción prolífica, hemos sido formadores de docentes, niños y vecinos, que se sientan detrás del micrófono con la inseguridad propia de la génesis humana y logran hacer radio”.

“En la emisora están los comunicadores populares, así nos formamos, tratando que sea la comunidad la protagonista de lo que hacemos; cualquier persona que quiera hacer una producción radiofónica, debe presentar una propuesta que sea hecha con el calor de la comunidad”.

Un aspecto a destacar es que no difunde reguetón ni vallenato; el primer género lo consideran obsceno, grosero y ofensivo a la dignidad humana; el segundo, porque de acuerdo al diagnóstico que poseen de la caracterización de la zona, representa la penetración de géneros no propios de su idiosincrasia. Se da cabida a los vallenatos tradicionales del hermano país, Colombia, pero no los que incitan a la tristeza.

“No existe el interés por calificarnos como los mejores o los únicos, esta no es nuestra meta. El propósito es que desde cada uno de los hogares podamos ser sintonizados y la gente se quede allí, porque escucha una emisora fresca, diferente y hecha por el pueblo. Respetamos mucho a las demás emisoras, pero no nos autocalificamos, sino esperamos que sean los oyentes quienes den su opinión, porque a un medio comunitario no lo mide el rating, sino su comunidad”.

En el año 2011 formaron parte del programa de atención a los medios comunitarios que desarrollaron el Minci y Conatel. Recibieron una dotación de equipos, a través del convenio Cuba- Venezuela, y capacitación del personal en cuanto a manejo de programas y producción.

“Muchos de quienes ahora están en emisoras comerciales se formaron en Kania y eso nos llena de orgullo, porque somos escuela, y así hemos sido reconocidos a nivel internacional, nacional y regional. Estamos seguros de que los niños defenderán la verdad y reconocerán que tienen un espacio”.

Por medio de una articulación con el Instituto Cubano de Radio y Televisión, por un programa de la Unesco, acudió personal a formar a jóvenes, maestros, y estudiantes de Comunicación Social, a través de la emisora.

“Estos procesos de formación han sido una de las grandes experiencias que hemos tenido, porque no se quedan en nosotros, sino que seguimos tratando que lo aprendido se propague”.

Avanzar en pandemia

La pandemia mundial también los afectó, desde el punto de vista de movilización de jóvenes y docentes hacia la emisora. “Anteriormente nos visitaban niños de otros municipios y entre todos construimos ese proceso de aprender”.

A pesar de las dificultades, su labor no se detiene y continúan haciendo radio con las escuelas; los responsables de los centros de recursos para el aprendizaje entregan las producciones grabadas para que se hagan las transmisiones.

“El tema de los niños ha sido maravilloso. Hoy en día, mi nieto Nahuel dice que es el subdirector de la emisora; con apenas seis años, toma un micrófono y hace una presentación, narra lo que hace para su escuela. Hay profesores que realizan programas. La imagen sonora de Kania es el pueblo, amigos que graban los jingles, no son voces acartonadas”.

Quedan proyectos por cumplir; uno de ellos es ser el espacio de encuentro de los adultos mayores. Anteriormente efectuaban encuentros de poesía, la escuela de ajedrez, para ir más allá de hacer radio.

“Son 19 años con bastante madurez; tomamos las cosas con calma y somos muy optimistas. Nuestra característica es el entusiasmo con el que hacemos las cosas; por eso nos declaramos radialistas apasionados y estamos seguros de que volveremos a tener los estudios llenos de gente”.

Durante la espera, manifiestan sentir la presencia de sus seguidores en los mensajes que reciben, las llamadas y reconocimientos que la gente envía cuando están en sintonía de los diferentes programas. “Estamos convencidos de que, con un pueblo bien informado, nadie nos va a poder acallar, porque hemos sobrevivido llevando la palabra por delante”.

La gratitud es uno de los rasgos característicos del equipo de Kania 97.3 FM y así lo expresan: “agradecemos a quienes nos han acompañado en este camino y, como buena semilla, permiten la mejor cosecha. Siempre en el corazón y sentir del pueblo rubiense”.

Fuente: lanacionweb.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí