Leyendas venezolanas: La Sayona

0
236
Publicidad

Es una leyenda típica de los llanos venezolanos, cuenta la historia que hace mucho tiempo viva una mujer muy hermosa llamada Melisa. Desde chiquita Melisa había sido muy celosa. Creció y se casó con un maravilloso hombre que era incapaz de herir a alguien y pronto tuvieron un hijo.

Pero en su pueblo, había un hombre de mala fe, mentiroso y mujeriego que enloquecía por ella. Este la espiaba cada día mientras ella se bañaba desnuda en el río, hasta que ella un día lo descubrió: ¿Qué haces aquí espiándome? De ti me lo podía esperar. – a lo que este le contesto:

-No, yo vine a advertirte, mujer, que tu hombre te está cambiando por otra, tu marido te está traicionando con tu propia madre. «algo totalmente incierto»

Al oír esto Melisa palideció de repente y salió corriendo a su casa, al llegar encontró a su esposo y a su hijo, llena de celos, prendió fuego a su propia casa en la cual se encontraba su esposo y su bebé de tan solo nueve meses Desde lejos se escuchaban los llantos del bebe y los gritos del esposo, pero cuando llegaron los vecinos ya era demasiado tarde.

Mientras los vecinos se lamentaban, Melisa ya había llegado a la casa de su mamá, a la cual le contó lo que había hecho y porque lo hizo, la madre horrorizada diciéndole que ella la no la había traicionado mientras huía hacia el patio, pero no pudo escapar y Melisa la atacó con un machete dándole tres golpes en el vientre.

Antes de morir dijo la madre dijo:

-Jamás te mentí y tu cometiste el peor pecado, matar, maldita serás toda la vida, sin Dios ni Santa María, vagarás por todos los caminos tratando le aliviar todos tus pecados, pero nunca lo lograrás, yo te maldigo sayona.

Desde entonces se cuenta en el pueblo que a todos lo hombre mujeriegos se les aparece una hermosa mujer, quien les pide que le enciendan un cigarrillo, pero no lo hagan porque al hacerlo verán su espectral rostro, el rostro de la propia muerte y no se mueren del susto al ver esta horrenda cara, ella los acosara tomando diversas formas hasta producirles un infarto, caer por un barranco o cualquier otra horrenda muerte.

Fuente: ratondelqueso.blogspot.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí