Rubio reclama justicia por agresión a una vecina por parte de su esposo

0
346
La víctima fue dada de alta el martes.
Publicidad

Luego de que en la madrugada del pasado sábado, 12 de marzo, una dama fuera brutalmente agredida físicamente por su esposo e intentara asesinarla y que este fuera detenido por efectivos de Politáchira, los vecinos de Rubio, municipio Junín, exigen justicia y que el hecho no quede impune.

Precisamente, vecinos, con los que se tuvo oportunidad de hablar, indicaron que la situación violenta se desencadenó en una vivienda de la parte baja de La Victoria.

Inició en el dormitorio de la pareja, cerca de las 4:30 de la madrugada, cuando, por razones que se desconocen, el hombre la atacó en la cabeza con un rodillo de madera. Podría obedecer a retaliaciones, porque la dama le pidió el divorcio recientemente, aunque estaban intentando reconciliarse.

En medio del sorpresivo ataque, la mujer logró quitarle el rodillo y agredirlo también. Así fue como pudo escapar de la habitación, pues un hijo, una hermana y un cuñado de esta, que trataron de defenderla, también habrían sido atacados.

Sin embargo, lograron sacarlo de la casa. El agresor fue identificado como J. Pagone, un apicultor de 69 años de edad.

Está casado con Jenny desde hace unos 14 o 15 años. Desconocemos por qué inició la discusión entre ellos, pero duró como hasta las 6 de la mañana, cuando llegaron funcionarios de Politáchira y del Cicpc. En esa loquera que tenía, como él (Pagone) tiene un cuarto de herramientas, agarró una porra y empezó a tumbar paredes”, contó.

La versión policial señala que, efectivamente, cuando los parientes lograron sacarlo de la casa, este ingresó a un anexo, en el que guarda herramientas, tomó una porra e hizo un boquete para entrar a la residencia, por la parte posterior, pero aún no podía llegar hasta donde estaba la familia. También se armó de dos machetes y una escopeta.

En un momento le disparó a la esposa, a través de unas rejas, rozándole un brazo, porque no le querían abrir la puerta. Supuestamente, tras haber hecho lo que hizo, quería que la familia saliera para que lo viera quitarse la vida.

Como no lo consiguió, se autoagredió, causándose algunas heridas en los brazos. Al momento de arribar las comisiones policiales, el sexagenario se encontraba herido, frente a la casa, sangraba de los brazos y la cabeza. Armado de los machetes y la escopeta, lograron disuadirlo y se entregó.

Estuvo hospitalizado hasta este miércoles, siendo trasladado a un calabozo de Politáchira, en La Concordia. La mujer, de 38 años de edad, fue auxiliada por efectivos del Cuerpo de Bomberos de Rubio, que la trasladaron al hospital, donde permaneció hasta el martes.

El hecho fue rápidamente difundido en el municipio Junín y jurisdicciones vecinas, a través de un ´flayer´ en el que se observaban varias fotografías de la víctima, con las lesiones que sufrió, y otras del presunto victimario.

“Para mí, él tiene problemas de conducta. Ya en días anteriores había tratado de hacer lo mismo. Estos son casos que deben salir a la luz pública, hay que denunciarlos porque, si no es así, pues en cualquier momento puede ocurrir una tragedia”, observó la fuente consultada.

Del caso tuvo conocimiento la Fiscalía 32ª del Ministerio Público, y el detenido podría enfrentar los delitos de femicidio, en grado de frustración, y porte ilícito de arma de fuego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí