Tras herir a administrador de club “La Fortaleza” atracador se mató al saltar por un puente en Rubio

0
185
Publicidad

Un presunto atracador, que junto con un cómplice habría irrumpido en el club turístico La Fortaleza, en Rubio, murió al saltar de un puente y golpearse la cabeza con una roca, cuando huía de una multitud que pretendía atraparlo, luego de herir a tiros al administrador del establecimiento.

El suceso, de acuerdo a las autoridades policiales, ocurrió este lunes, minutos antes del mediodía, cuando los dos delincuentes armados ingresaron al conocido club, situado en La Popa, en el sector San Diego, y trataron de someter a los presentes para despojarlos de sus pertenencias.

Los delincuentes habrían hallado una primera resistencia en el administrador del club, Rodriany Enet, de 26 años de edad, quien los enfrentó, e incluso forcejeó con uno de ellos y fue herido de tres balazos.

Este hecho, aunado a que los empleados del establecimiento se unieron para frustrar el asalto y también enfrentaron a los antisociales, originó la huida despavorida de ambos, a pie. Las detonaciones alertaron a otras personas que de inmediato comenzaron a perseguir a los hampones.

De manera paralela, otros auxiliaron a Enet y lo trasladaron en un vehículo particular hasta la clínica privada La Colonia.

Mientras, uno de los asaltantes logró superar la persecución y se evadió del lugar sin mayores problemas. El otro, en su intento por huir, pues sus perseguidores vociferaban que lo quemarían en los hornos del sector, optó por saltar por el puente de San Diego, de unos 15 metros de altura, para caer sobre el río Carapo.

Sin embargo, cayó sobre unas rocas, fracturándose el cráneo, muriendo en el sitio. Del rescate del cuerpo, previa autorización del Cicpc, se encargaron seis efectivos del Cuerpo de Bomberos de Rubio, que al mando del teniente Jesús Meza, acudieron al lugar en la unidad Alfa 14, luego de que recibieran una llamada anónima en la que les daban cuenta de lo que acababa de suceder en San Diego.

Al momento que los funcionarios del Cicpc -subdelegación Rubio-, procedieron a revisar el cuerpo no le hallaron ningún documento de identidad, y ayer aún permanecía sin identificar en la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, adonde fue trasladado.

Lo describieron como de un metro con 60 centímetros de altura. De piel blanca y cabello negro, corto. Vestía chemisse blanca con franjas azules, pantalón jeans azul, correa roja, calzaba botas marrones, y lucía un reloj en su mano izquierda.

En el pecho le observaron un tatuaje en forma de rosa, con la inscripción en su interior de “María Rosa”; en cuanto a la edad, le estimaron entre los 20 y los 30. Sobre la procedencia de este y de su cómplice, ayer se rumoraba en Rubio que era de La Quiracha; sin embargo, el Cicpc inició las investigaciones de rigor.

En cuanto a la víctima herida, se informó que luego de recibir asistencia médica en Rubio, los Bomberos se ocuparon de trasladarlo hasta una clínica privada de San Cristóbal, donde permanece recluido. (MB)

Fuente: lanacionweb.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí