Tulio Hernández: «El Muchachote de Cuquí»

1
723
Tulio Hernandez
Publicidad

Hace 98 años, el 9 de Junio de 1923 en la hacienda El Progreso de la Aldea Cuquí, nace el que más tarde apodarían cariñosamente «El muchachote de Cuquí».

Se llamó Félix María Hernández Ortiz conocido por todos como “Tulio Hernández” o “El Muchachote de Cuquí” iniciándose en el beísbol viendo las caimaneras que se formaban en la plazoleta de su caserío, con implementos hechos del palo de naranjo (bates), la lona (guantes o mascotas) el hilo de pita (para las pelotas); allí inició su amor y pasión por este deporte

En 1930 sus padres se trasladan al Estado Lara, El Tocuyo, lo inscriben en la escuela “ Dr. José Gregorio Hernández” Tulio lleva en su sangre el gustico por el béisbol e integra el equipo infantil de béisbol de dicha escuela y allí muestra sus dotes y observa mucha pelota que se juega por estos lares de la región larense

En 1935 sus padres regresan a su Aldea y sigue jugando caimaneras, demostrando su recio bateo y velocidad en sus lanzamientos es cuando los hermanos Vi9ctor y Guillermo Osorio lo buscan y lo presenta al propietario del Club Vargas, Don Leonardo Alarcón hijo presidente del club Vargas, quien lo contrata como pícher y cuarto bate , Víctor Osorio es el manager del club lo aconseja y lo dirige convirtiéndose Tulio en una estrella.

La novena “Vargas” que cuenta en sus filas con jugadores como Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo, Daniel Rincón, Balbino Hinojosa, Jorge Arriola enfrenta en esos años de 1940, 1941,1942 al Club “América· de San Cristóbal y al “Aguilas” de San Antonio que contaban en sus filas a beisbolistas de la talla de Daniel Canonigo, Guillermo Vento, José Trinidad Carrao Bracho, Dalmiro Finol quienes conformaron el equipo Campeón del Mundial de 1941 en Cuba

Tulio en su sexto Campeonato Nacional logro acaparar la atención de los “Scouts” y es contratado por “Cervecería Caracas”

En 1942 el equipo profesional de “Cervecería Caracas (puros criollos) contrata al “muchachote de Cuqui” pero este añora a su lar nativo y alegaba “regrese porque realmente el sueldo era malo”. Decide jugar entonces con equipos de la región como “Cardenales” 1946. “Alfa” 1947, “Tropical” 1949, además de Flota Junín, MOP y su entrañable “Deportivo Rubio” a quien llegó a dirigir.

Durante 10 años vistió la camiseta de la Selección Táchira en Campeonatos Nacionales
Tulio juega el I Campeonato nacional de béisbol AA. Es pelotero activo hasta 1962, luego dirigiría

Una de sus mayores satisfacciones ya retirado, es cuando deciden, que el estadio de béisbol que se construía en el barrio La Victoria, llevaría su nombre.

En los años 70 encontramos a Tulio Hernández impartiendo clases de Educación Física en instituciones educativas como el Liceo “Carlos Rangel Lamus”, ETA y en el naciente Ciclo Básico “Las Américas”, donde podemos decir con orgullo que nuestro profesor de educación física

Al final de su carrera peloteril Tulio Hernandez seria entrenador de béisbol del Instituto Nacional de deportes y comisionado de Deporte del Distrito Junín

Podríamos decir que Tulio Hernández “El muchachote de Cuqui” es y fue beísbol.

En noviembre del 2014 desaparece físicamente pero su legado permanece en el corazón de todos los rubienses.

Fuente: Facebook Doménico Andrade

1 COMENTARIO

  1. Indudablemente Tulio Hernández fue una estrella luminosa en el deportivo Rubio y gran dupla con el negro Abel Padilla y muchos más, llenandonos de alegría a todos sus seguidores y gran ejemplo a todos aquellos niños que recibimos sus orientaciones y llevamos su estandarte por los rincones de la patria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí